La Alianza rechazó el juicio político a Flamarique

Por 14 votos contra 8, la Alianza impuso su criterio y pudo rechazar el pedido de juicio político promovido por el justicialismo contra el ministro Alberto Flamarique, en una reunión que tuvo ribetes escandalosos por las peleas entre el oficialismo y la oposición.

El argumento esgrimido por la Alianza para declarar "inadmisible" por cuestiones formales el pedido de juicio político, es que se trata de una propuesta indebidamente fundamentada, con sólo versiones periodísticas. Sin embargo, los aliancistas Juan Pablo Cafiero y Melchor Cruchaga admitieron que el caso "no está cerrado" y si existiesen otros elementos más contundentes se podría volver a analizar porque recalcaron que la voluntad de la Alianza "no es proteger a nadie".

La reunión de la comisión de Juicio Político se convirtió en un verdadero infierno cuando su titular, Margarita Stolbizer (UCR-Buenos Aires), planteó como postura de la Alianza la voluntad de rechazar el pedido de enjuiciamiento presentado por el PJ. Eso provocó la reacción de uno de los impulsores del proyecto, el peronista Carlos Soria, quien reprochó la actitud de la legisladora radical y denunció maniobras irregulares en el manejo de la comisión para proteger a Flamarique.

Según denunció Soria, mediante una resolución casi desconocida el presidente de la Cámara baja, Rafael Pascual, autorizó la ampliación de la comisión de 23 a 30 miembros.

La postura de la bancada aliancista contó con el voto favorable de 14 diputados propios y el rechazo de dos legisladores oficialistas, Elisa Carrió y Alfredo Bravo, dos provinciales, y cuatro justicialistas.

La ausencia de diputados del PJ fue notoria ya que no asistieron 6 de los 10 que pertenecen a la comisión, entre los que figuran Manuel Baladrón, Norma Godoy, Pilar Kent de Saadi, María Merlo de Ruiz y Guillermo de Sanctis.

La reunión se desarrolló en un clima tenso y estuvo plagada de gritos, acusaciones cruzadas donde no faltaron las menciones a la postura que había tenido el justicialismo en la defensa de sus ministros, cuando los jueces los requerían por las denuncias de tráficos de armas

Desde la Alianza hubo una voz disconforme, la de Elisa Carrió, quien planteó la necesidad de abrir una investigación y advirtió su preocupación porque "no puede ser que esta crisis se lleve a un honesto como Juan Melgarejo y terminen quedando los corruptos en sus bancas".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password