Vuelve la sensación del decreto para la reforma previsional

Luego de que el ministro de Economía, José Luis Machinea, advirtiera que cualquier marcha atrás en la reforma previsional podría provocar un nuevo golpe de mercado, volvió a crecer la sensación de que el Presidente optará finalmente por firmar el decreto para poner en vigencia el cambio del sistema jubilatorio.

Mientras tanto, el peronismo anticipó que rechazará el decreto de necesidad y urgencia que pretende usar el Ejecutivo. Así lo dijo el diputado Oraldo Britos, quien se opuso a la eliminación tanto de la PBU como del sistema público de reparto, por considerar que "lleva, una vez más, a miles de hombres y mujeres a una situación de miseria que no se compadece con lo que sostiene nuestra Constitución".

En el mismo sentido, el senador radical Leopoldo Moreau advirtió que si el Presidente sacara por decreto la reforma, pondría en riesgo la sustentación política no sólo de su gobierno, sino también de la Alianza. De hecho, el presidente del bloque aliancista de Diputados, Darío Alessandro, admitió que "hay una gran cantidad" de legisladores frepasistas y radicales que rechazan la reforma del sistema jubilatorio impulsada por el Gobierno, y advirtió que no puede "hacer milagros" para revertir esa situación.

"Todos deben entender que así como hay restricciones económicas también hay restricciones políticas. Sobre todo cuando hay que tomar medidas que impliquen en el futuro próximo una rebaja en el haber de los próximos jubilados", advirtió Alessandro, al tiempo que reconoció que "la gran mayoría" de los diputados del Frepaso y "muchos" radicales están "en desacuerdo con la posibilidad de modificar el sistema".

"Milagros no se pueden hacer", concluyó, anticipando que buscará "compatibilizar" las posiciones del bloque con las del Gobierno, aunque recordó que "los que tienen que levantar la mano y votar son los diputados".

En ese marco, una de las que se opone a la reforma del sistema previsional, la presidente de la Comisión de Previsión Social, María América González, aseguró que pedirá una entrevista con la directora del FMI, Teresa Terminasian, para explicarles los motivos por los cuales se rechaza la reforma previsional. "Yo le voy a hablar porque quiero saber si realmente el Fondo está exigiendo esa reforma y le voy a explicar sobre los efectos negativos" de los cambios a la legislación previsional impulsados por el gobierno, agregó González.

Dijo que la Argentina está pidiendo plata "a un 16 por ciento" para solventar el déficit y en la actualidad "está perdiendo 5.000 millones por rebaja de cargas previsionales y otros 4.500 millones por el sistema de capitalización de las AFJP".

El palacio de Hacienda considera indispensable que la reforma previsional salga por decreto y que no sea enviado al Congreso, para que el proyecto oficial no sufra en el Parlamento cambios que modifiquen su naturaleza, debido a las resistencias de legisladores, entre ellos los del Frepaso. Según trascendió, la decisión de Fernando de la Rúa de dar marcha atrás con el decreto para enviar un proyecto al Congreso, disgustó al ministro José Luis Machinea, quien habría advertido que por esta razón el mercado podría castigar de nuevo a la Argentina.

El senador Leopoldo Moreau había aplaudido el hecho de que el Presidente no hubiera firmado el decreto en cuestión, pero al día siguiente calificó, además, de "tecnócratas" a quienes aconsejan por estos días a De la Rúa eliminar la Prestación Básica Universal (PBU) y subir cinco años la edad jubilatoria de las mujeres a través de un decreto de necesidad y urgencia. "Me parece más que razonable que el Presidente de la Nación, rechazando el consejo de algunos tecnócratas, no haya firmado un decreto de necesidad y urgencia referido al régimen de jubilaciones, que pondría en peligro la base de sustentación política del propio Gobierno", consideró Moreau.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password