El informe norteamericano involucra a dos bancos vinculados con grupos argentinos

Dos "bancos fantasmas" vinculados con grupos financieros argentinos realizaron operaciones "sospechadas" de lavado de dinero por unos 4.500 millones de dólares durante once años sin que fueran detectadas por la autoridad monetaria nacional, según determinó un informe del Senado norteamericano difundido en la víspera en Washington.

El informe, elaborado por un subcomité de investigaciones del Senado norteamericano, afirma que el Banco Central argentino no fue informado oportunamente sobre las presuntas maniobras de lavado por un tercer banco involucrado, la filial argentina del Citibank y su sede matriz en Nueva York. La investigación precisó que las maniobras habrían sido realizadas a través de las entidades Federal Bank, de Bahamas, y M.A. Bank, de las Islas Cayman, y sostuvo que "exceden por lejos las de cualquier otro banco offshore investigadas". Estimaron en unos 4.500 millones de dólares los aparentemente lavados en el circuito que denunciaron.

El texto, de 111 páginas (de las cuales 40 se refieren a la Argentina) y que fue el elaborado por el subcomisión de Asuntos Gubernamentales del Senado, a cargo del demócrata Carl Levin, revela que también "hay motivos para creer que el M.A. Bank", del Grupo argentino Mercado Abierto, "utilizaba a sabiendas cuentas en el Citibank para lavar dinero". Este nuevo informe es complementario del preliminar divulgado el 5 de este mes y que causó un gran revuelo en la city porteña, poniendo en jaque la continuidad del titular del Banco Central, Pedro Pou, quien tuvo que ser ratificado públicamente por el presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, mientras no se probara su responsabilidad en irregularidades.

Las informaciones, según el texto, fueron provistas por el Gobierno de Estados Unidos y el Citibank, además de documentación judicial, entrevistas con funcionarios gubernamentales y otras personas en Argentina, México y las Islas Cayman. Agrega el texto que la información referida al Federal Bank se obtuvo de la documentación del Banco República, Federal Bank y American Exchange Company, "provistos por el Citibank luego de un mandamiento; entrevistas con funcionarios del Citibank y con dos miembros del Congreso Argentino, Elisa Carrió y Gustavo Gutiérrez y de copias de las auditorías realizadas por el Banco Central de la Argentina en el Banco República".

El informe indica que las "prácticas" de la financiera Mercado Abierto y el M.A. Bank creaban "un ambiente que facilitaba el lavado de dinero". De acuerdo con la investigación de los senadores estadounidenses, el Cartel mexicano de Juárez, dirigido por Amado Carrillo Fuentes, podría haber utilizado el circuito bancario para ingresar a la Argentina 7,7 millones de dólares provenientes de sus negocios ilícitos.

El informe señaló además que el Citibank no observó los movimientos realizados por la financiera del financista Aldo Ducler y el M.A. Bank.

El trabajo también tuvo en cuenta el caso que denominó como "el escándalo de IBM". Según los senadores norteamericanos, "parte del soborno" pagado por IBM al Banco Nación por un contrato informático "pasó a través del Federal Bank", de Bahamas, una de las entidades "sospechosas" y ligadas a la Argentina.

De acuerdo con lo que se precisa en la página 104 del informe, "el 10 de mayo de 1994 la Compañía General de Negocios, un banco de Uruguay, ordenó que un millón de dólares fueran retirados de su cuenta del Credit Suisse y depositadas en la cuenta de corresponsalía del Federal Bank en el Citibank".

Luego de conocido el informe del Senado norteamericano, varios legisladores coincidieron en la necesidad de avanzar en una "investigación seria" sobre el lavado de dinero en la Argentina, para fortalecer las instituciones y "atraer inversiones". No obstante, desde el justicialismo se advirtió sobre la posibilidad de que el tema se transforme "en una consigna de campaña proselitista".

La diputada radical Elisa Carrió, desde Washington, manifestó su "alegría enorme" por el informe del subcomité de investigaciones del Senado norteamericano, que señaló sobre operaciones "sospechadas" de lavado de dinero. "Es el mayor caso de lavado de dinero investigado por un subcomité del Senado norteamericano", se entusiasmó Carrió en declaraciones formuladas desde Washington.

Por su parte, el titular del bloque de diputados nacionales del PJ, Humberto Roggero, aseguró que el PJ apoyará "todas las investigaciones" que se impulsen sobre maniobras de lavado de dinero en la Argentina, pero alertó sobre la posibilidad de que se utilicen las pesquisas para la campaña electoral. Según Roggero, el informe divulgado por el subcomité de investigaciones del Senado norteamericano "respondería a una pelea entre bancos americanos", razón por la cual pidió tratar el tema "con mesura y equilibrio".

Al ampliar su opinión sobre el informe del Senado estadounidense, Carrió dijo que existen "enormes posibilidades" de que ese cuerpo emita una resolución para entregar documentación "original" a la Cámara de Diputados, si se crea una comisión para investigar los posibles casos de lavado de dinero.

Roggero, a su turno, aseguró enfáticamente que "el justicialismo va a apoyar todas las investigaciones que se lleven a cabo, pero siempe y cuando se trate de un esclarecimiento en su conjunto de la problemática".

En tanto, el diputado frepasista Alfredo Villalba subrayó que "no se puede seguir ocultando que Pou trabajó sin informar como debía informar" y reclamó un lugar para el Frepaso en el Comisión Investigadora del Lavado de Dinero del Senado Nacional. "Hay que llevar la investigación a fondo porque este tema afecta a la soberanía económica", indicó Villalba y coincidió con su par Carlos Raimundi, quien señaló que "se debe debatir qué papel juega la verdad en la Argentina".

Como contrapartida, el senador nacional por el PJ Eduardo Menem consideró "correcto" que se investiguen "a fondo" presuntas operaciones de lavado de dinero, pero advirtió que a través de ellas "se quieren hacer connotaciones políticas en desmedro del Gobierno anterior".

"No cabe duda que hay una intencionalidad política de querer vincular estas operaciones con el Gobierno anterior, para tratar de desprestigiar al Gobierno de Carlos Menem", enfatizó el senador riojano.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password