La Corte no envía sus declaraciones juradas

Los jueces de la Corte Suprema de Justicia resolvieron no enviar al Congreso las declaraciones juradas de sus patrimonios, como les había reclamado la comisión de Juicio Político de Diputados en el marco del proceso que puede terminar con la remoción de los integrantes del alto tribunal.

Fuentes de la Corte señalaron que los jueces del cuerpo votaron "por mayoría" no presentar tal documentación, aunque los legisladores podrán consultar las declaraciones juradas en el Palacio de Justicia.

En cambio, la Corte aceptó que, si lo desean, los legisladores que integran la comisión que analiza pedidos de juicios políticos contra los ministros del tribunal se trasladen al Palacio de Justicia, sede de la Corte y cotejen allí esa documentación.

Según fuentes judiciales, solo la minoría de los ministros de la Corte estuvo de acuerdo en cumplir con el pedido de la comisión de la Cámara baja que considera la posibilidad de juicio por presunto mal desempeño de las funciones de los magistrados.

La "amplia mayoría" reseñó que, desde enero de 2000, está vigente una acordada (1/00) que establece que las declaraciones juradas de los nueve jueces del cuerpo se encuentran en una caja de seguridad bajo el control del administrador general de la Corte Suprema, Nicolás Reyes. Diferente fue la postura que la Corte había adoptado el miércoles cuando, durante un acuerdo entre sus miembros, decidió enviar al Congreso de la Nación toda documentación y datos que le fueran requeridos sobre su composición, cargos, funciones y personal de su esfera.

En la Cámara baja, la comisión que preside el santacruceño Sergio Acevedo había pedido a la Corte una serie de informes para analizar los comportamientos de sus integrantes. Además, viene revisando la conducta del Máximo Tribunal en algunas causas claves en las que le tocó actuar, entre ellas la declaración de inconstitucionalidad del corralito, el rebalanceo telefónico, la habilitación como candidato de Raúl Romero Feris, la no aplicación de la ley de Etica y la venta ilegal de armas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password