Se reúne la comisión que investiga a Pou

La comisión parlamentaria que se encarga de evaluar el desempeño del presidente del Banco Central (BCRA), Pedro Pou, se reunirá hoy en el Congreso para seguir analizando la conducta del funcionario, sospechado de no haber controlado supuestas maniobras de lavado de dinero en el país.

La comisión decidió la semana pasada acelerar el proceso de su investigación y dejó trascender a través de algunos de sus integrantes que podría emitir un dictamen final sobre la actuación de Pou el próximo viernes. La comisión bicameral, que preside el titular provisional del Senado, el radical Mario Losada, tiene a su cargo aconsejar al presidente Fernando de la Rúa la continuidad o la remoción de Pou, cuestionado ahora porque el BCRA no habría controlado adecuadamente supuestas maniobras de lavado de dinero.

Pou será convocado a declarar esta semana por la comisión bicameral que analiza su conducta en el organismo, en el que aparece cuestionado por la caída de bancos y, además, por aparentes omisiones en el control de operaciones de lavado de dinero en el sistema financiero, según adelantaron integrantes del cuerpo legislativo.

La comisión, que preside el presidente provisional del Senado, Mario Losada, se reunirá a partir de esta semana -posiblemente en forma diaria- con el objetivo de elaborar lo más rápido posible un informe para elevar al Jefe de Estado Fernando de la Rúa.

Pese a que ninguno de los integrantes de la bicameral quiso adelantar alguna opinión en torno a la decisión que tomarán, el senador Alcides López y el diputado Víctor Peláez, ambos pertenecientes a la Alianza, evaluaron que se advirtieron deficiencias en la actuación de Pou, a quien dijeron que convocarán para esta semana. "Lo que está bastante claro es que no hubo control sobre el sistema financiero argentino y ello permitió el lavado de dinero y la caída de entidades financieras", consideró López.

Peláez, a su vez, expresó que considera que "no ha habido controles suficientes, que existió un tratamiento preferencial y permisivo con el Banco República y que pusieron un colchón de bajo de aquellos bancos que para que cuando cayeran no golpearan tanto".

La investigación de la comisión especial no tiene efectos jurídicos inmediatos, sino que, según expresa la ley de creación, puede efectuar recomendaciones al presidente Fernando de la Rúa, quien será el que eventualmente tome una decisión.

La embajada argentina en Estados Unidos remitió una carta a los senadores de ese país Carl Levin y Susan Collins, donde les solicitan la información con que "pudieran contar esos legisladores" con respecto a maniobras de lavado de dinero. Levin y Collins integran un subcomité del Senado norteamericano que está encargado de recopilar documentación sobre maniobras ilegales en el sistema financiero, y que en la Argentina involucró a los bancos Citibank, República y Federal, por un monto de 4.500 millones de dólares.

A través de un comunicado de prensa distribuido por la Presidencia de la Nación, se informó que la embajada "reiteró la voluntad de cooperación con el subcomité, así como cualquier proceso legal que se realice en el futuro".

"El propósito (de este pedido) es asegurar que las autoridades argentinas competentes reciban una copia de la documentación a través de los procedimientos que ofrecen los convenios y acuerdos entre ambos países", señaló el Gobierno.

La señal de partida de la comisión especial que se dedicará a ampliar la investigación del Subcomité del Senado norteamericano sobre posibles maniobras de lavado de dinero en el sistema financiero argentino será el regreso a esta capital de la diputada Elisa Carrió, quien es la persona a la que la Alianza pretende poner al frente de la comisión especial que se creará para investigar si bancos argentinos participaron en el lavado de dinero.

Pero la tarea más importante que le espera a esa comisión es la identificación de las personas que blanquearon dinero ilícito y de qué actividades provinieron esos fondos.

El jefe del Frepaso, Carlos "Chacho" Alvarez, apoyó públicamente a la diputada radical, señalando que "lo que está haciendo la diputada Carrió es muy importante. Ojalá por las vías institucionales en la Cámara de Diputados se pueda clarificar qué pasó con los dinero que perdió la Argentina en la década del '90".

Además, dijo que por lo "mal que funcionan las instituciones", no es "casual que el Senado de los Estados Unidos haya hecho lo que nadie hizo acá en muchos años".

Como contrapartida, el senador justicialista Eduardo Menem advirtió que Elisa Carrió tiene "una intencionalidad política maliciosa" y busca "castigar a todos los que defendieron la gestión de Carlos Menem" cuando denuncia supuestas vinculaciones del anterior gobierno con maniobras de lavado de dinero. Eduardo Menem opinó que Carrió actúa "con finalidad estrictamente política" y advirtió que las afirmaciones de la diputada "no tienen nada que ver con la verdad, porque no es verdad".

"No hay ningún tipo de vinculación y eso se va a demostrar cuando intervenga quien tiene intervenir, que es un juez competente", enfatizó Menem.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password