Pou terminó su descargo

En un clima de incertidumbre respecto a su futuro, el titular del Banco Central, Pedro Pou, concluyó sus dos días consecutivos de exposición ante la comisión parlamentaria que lo investiga, cuyos integrantes elevarían la semana próxima su dictamen final al presidente Fernando De la Rúa.

La comisión volverá a reunirse el martes próximo para comenzar a redactar los términos del "consejo" que elevará a De la Rúa, que sería contrario a la continuidad de Pou al frente de la entidad, según coincidieron en adelantar distintas fuentes legislativas.

El segundo día de exposición de Pou estuvo enmarcado en un clima "tenso, difícil y tormentoso", según dijeron voceros cercanos a la comisión. Uno de los momentos de mayor tirantez se vivió cuando el funcionario enrostró al diputado radical Víctor Peláez la desgrabación de una entrevista radial en la que el legislador utilizó duros términos para referirse al funcionario.

Los cinco integrantes de la comisión quedaron visiblemente molestos por la postura adoptada el miércoles por Pou, quien, en su primera presentación, dedicó más de cinco horas a leer casi un centenar de las 200 carillas que había preparado para entregar a los legisladores en defensa de su gestión en el Central. Sin embargo, el titular del Banco Central volvió a cuestionar el mecanismo de trabajo de la comisión y los alcances de su reglamento.

La presencia de Pou se extendió desde las 10 hasta las 16.30 y en ese lapso a más de un integrante le llamó la atención su escasa memoria: "por momentos nos daba datos precisos y en otros pasajes se olvidaba de cosas sencillas", señaló uno de los participantes de la reunión.

Si bien los legisladores no habrían completado los cuestionamientos que tenían para con el banquero, quedó confirmado que no concurrirá nuevamente, por lo que la comisión elaborará el dictamen aconsejando su remoción del cargo a mediados de la semana próxima.

En principio, senadores y diputados tenían previsto elaborar el dictamen antes del fin de semana, pero la extensión de la visita de Pou y la demora en la entrega de algunos documentos pedidos a la Justicia postergaron esa idea.

Durante su exposición, Pou buscó deslindar responsabilidades en el control de las maniobras de lavado de dinero, al sugerir que esa misión es propia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y de la Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password