De acuerdo, salvo en la reforma del Estado

El titular del bloque radical de la Cámara de Diputados, Horacio Pernasetti, manifestó la "voluntad política" de su bancada para delegar facultades especiales al ministro de Economía, Domingo Cavallo, en temas impositivos y arancelarios.

El legislador indicó, sin embargo, que aún existen "algunos cuestionamientos" tanto en la UCR, como en el Frepaso y en partidos de la oposición, en torno a la reforma del Estado propuesta por Cavallo en su proyecto de ley de Competitividad.

En un sentido similar, el jefe del bloque de la Alianza en la Cámara baja, el frepasista Darío Alessandro, estimó que en las próximas horas está previsto que comience a tratarse el proyecto, y dijo que su análisis en el recinto no puede demorar "más de una semana".

Las mayores resistencias al proyecto en el Congreso se centran en las facultades que se solicitan para modificar los regímenes laboral, previsional y de seguridad social.

Pernasetti manifestó el "acuerdo" del radicalismo "en cuanto a la creación del impuesto a las transferencias bancarias" y la "baja de alícuotas" de impuestos. Pero a pesar de ello, reconoció que "hay preocupación en algunos de los bloques" por la reforma del Estado propuesta por Cavallo, que implica una modificación de los regímenes laboral y previsional para los empleados públicos.

Por otra parte, Pernasetti recordó que el Poder Ejecutivo ya cuenta con facultades para "modificar aranceles" como propone Cavallo.

Por su parte, el diputado nacional Jorge Remes Lenicov, referente económico del bloque justicialista, expresó su acuerdo con los lineamientos generales del plan, aunque no se mostró dispuesto a votar las facultades especiales que solicitó Cavallo al Congreso. Remes Lenicov manifestó que "en líneas generales, estoy de acuerdo con el cambio de enfoque en relación a lo que venía planteando la anterior gestión, en mi criterio éste es más sensato para afrontar una recesión que ya lleva más de 30 meses".

Su referencia a la breve gestión López Murphy apunta a la concepción ortodoxa del crecimiento por la vía del ajuste fiscal que tenía el anterior equipo, y que se vio reflejada en el paquete de medidas anunciado el pasado viernes.

A su vez, la diputada radical Beatriz Nofal estimó que "Brasil podría acompañar" la propuesta del ministro Domingo Cavallo de aumentar los aranceles extrazona para bienes de consumo final, porque "tiene un elevado déficit en su balanza comercial".

"Creo que es difícil saber lo que Brasil va a decir, pero desde el año pasado ellos vienen presentando un déficit de la balanza comercial creciente, indomable, aún después de la devaluación, con lo cual pienso que estaría dispuesto a acompañar", confió la legisladora.

Sin embargo, añadió que no cree que "Uruguay y Paraguay acompañen esta medida, porque se encarecen mucho sus costos de importación al ser países muy pequeños con una industria poco desarrollada".

"El enfoque conceptual que usó Cavallo me parece el correcto: el país tiene un problema de solvencia fiscal, pero también tiene un problema de competitividad que viene afectando el crecimiento", destacó la legisladora aliancista.

Nofal sostuvo que, a su criterio, "el diseño de política económica siempre tiene que atender tres dimensiones: la solvencia fiscal, el crecimiento y la temática social". La diputada rescató que los dos primeros puntos están reflejados en el plan esbozado anoche por Cavallo, mientras que la tercer dimensión aún permanece pendiente a la espera de la designación de un ministro para el área social.

El gobernador Carlos Ruckauf se manifestó partidario de concederle poderes especiales a Domingo Cavallo, aunque advirtió que al ministro de Economía habría que "ponerle límites" para que no despida libremente a trabajadores públicos ni baje las jubilaciones.

"Mi posición es ayudar, no obstruir. Pero hay que ponerle un límite a dos temas centrales: que no se puedan despedir trabajadores y que no bajen las jubilaciones. No sea cosa que en medio de las medidas se pretenda que la crisis la paguen los sectores medios y humildes de la sociedad", advirtió Ruckauf.

En tanto, el senador radical Leopoldo Moreau destacó "algunos aspectos positivos" de la ley de Competitividad, aunque consideró que las facultades especiales reclamadas por el funcionario "no son necesarias ni imprescindibles".

"Me parece interesante gravar operaciones financieras, pero habrá que ver qué pretende hacer con la reforma previsional, si se va a insistir con privatizar completamente el sistema o subir la edad jubilatoria de las mujeres", explicó.

Por último, los diputados nacionales del Socialismo Democrático adelantaron que se opondrán a la posibilidad de otorgar "poderes especiales" al ministro. A través de un comunicado, el diputado Alfredo Bravo adelantó que tanto él como los otros tres integrantes del bloque socialista democrático -Héctor Polino, Jorge Rivas y Oscar González- rechazarán el otorgamiento de facultades legislativas solicitado por el Ejecutivo.

También, señaló que el impuesto a las cuentas corrientes que contempla el proyecto de Ley de Competitividad enviado anoche al Congreso representa "una nueva trampa, un nuevo gravamen que recaerá sobre los sectores medios y que terminará de destruir a los trabajadores que aún tienen un poco de capacidad de ahorro".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password