Nueva confrontación con Bastos

En su tercer semana consecutiva de visita a la Cámara de Diputados el ministro de Infraestructura, Carlos Bastos, defendió los cambios que el Poder Ejecutivo introdujo en la Dirección de Vialidad Nacional mediante el decreto 802.

Sin embargo, sus explicaciones no lograron convencer al justicialismo que pidió su inmediata interpelación en el recinto y anticipó su intención de derogar el decreto 804, que cuenta con media sanción del Senado, que modificó el marco regulatorio del sistema eléctrico.

Lo hizo en una conferencia de prensa al finalizar la reunión con Bastos, que enfrentó por tercer martes consecutivo a los diputados de las comisiones de Obras Públicas, Presupuesto y Hacienda, Transporte, Energía y Defensa del Consumidor.

"Después de tres semanas de interpelación al ministro Bastos en la comisión de Obras Públicas sus respuestas han sido insatisfactorias, por lo tanto el justicialismo pide su inmediata interpelación en el recinto", afirmó Miguel Angel Pichetto, titular interino de la bancada peronista de la Cámara baja.

Bastos recibió ataques sobre todo de parte de Héctor Cavallero (PPS-Santa Fe) y Graciela Camaño (PJ-Buenos Aires), así como también de Arturo Lafalla (PJ-Mendoza), Graciela Gianettassio (PJ-Buenos Aires) y Hugo Toledo (PJ-Buenos Aires). Pese a todo, reafirmó sus posiciones, asegurando que las mismas tienen validez legal, y adelantó la pronta firma de un decreto regulador de los entes de control de los servicios públicos.

Dado que el bloque justicialista y sus aliados decidieron pedir la interpelación de Bastos en el recinto, para lo cual habían convocado a una conferencia de prensa, el plenario fue interrumpido a ese efecto y para facilitar la concurrencia de legisladores a otros encuentros, por lo que Bastos regresará a la Cámara baja el martes próximo a las 15.

Los diputados del oficialismo se mantuvieron al margen de los debates planteados entre los antes mencionados y el ministro, en tanto el titular del plenario, el radical Carlos Courel, enfatizó que estos plenarios, de los cuales el de la fecha fue el tercero, sirven para que se aclaren todos los puntos en cuestión, en tanto Camaño y Cavallero reclamaron la derogación de diferentes decretos del área de Infraestructura.

Lafalla puntualizó que Bastos no puede aferrarse a los dictámenes de la Procuración del Tesoro u otros organismos para avanzar en temas estrictamente no delegados por el parlamento y emitir decretos, razón por la cual señaló que si el ministro persiste en esa postura "está cerrando el diálogo".

Cavallero hizo una larga exposición reseñando la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia por la cual Bastos no estaba autorizado a reemplazar las reglas de juego del peaje creando impuestos, ya que los mismos no le fueron expresamente delegadas por el parlamento al Poder Ejecutivo Nacional (PEN).

Así como los plenarios anteriores estuvieron destinados a considerar el Plan Federal de Infraestructura, en el primer caso, y el decreto 804/01, sobre nuevo Marco Regulatorio Eléctrico, en tanto que el de la fecha tuvo como propósito analizar el decreto 802/01 sobre peajes y reorganización de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

En el caso de Cavallero también se planteó la derogación del decreto 976/01, que crea una tasa sustitutiva de peaje que en lugar de constituir una masa de 480 millones de pesos para los próximos 28 meses, alcanza, en el lapso de 30 años a 18.000 millones de pesos, que pueden llegar a 30.000 millones considerando un módico crecimiento anual del 3,2 por ciento. Cavallero fue avalado por Camaño, la que habló de "las tropelías" de los funcionarios y, particularmente, cuestionó al ex secretario de Obras Públicas, Máximo Fioravanti, quién se encontraba, según indicó, cuestionado por la legislación sobre ética pública ya que había pertenecido a una concesionaria de peaje.

La legisladora bonaerense, particularmente, enfatizó contra la renegociación que Fioravanti hizo de la autopista Buenos Aires-La Plata, y sostuvo que de resultas de la política de ese funcionario, las concesiones "van a seguir hasta el fin del mundo", ya que generan un sistema de deudas hacia las empresas y las deudas, automáticamente, garantizan la prórroga automática de los contratos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password