Continúa la polémica en torno al plebiscito

Continuó la polémica en torno a la propuesta presidencial para reducir el gasto político. Mientras el subsecretario de Comunicación, Juan Pablo Baylac, calificó de "inentendible" la reacción de diversos dirigentes políticos de la UCR y del PJ contra el plebiscito anunciado por el presidente Fernando de la Rúa, varios dirigentes de todo el arco político se situaron en la vereda de enfrente.

El gobernador santafesino, Carlos Reutemann, dijo que el plebiscito equivaldría a "tirar la plata" y Raimundi sostuvo que se preguntaría "lo obvio", mientras que el vocero gubernamental Juan Pablo Baylac respondió a las críticas y consideró "inentendible" la desvalorización de ese "instrumento participativo".

El gobernador de Santa Fe afirmó que realizar un plebiscito para consultar a la población sobre la disminución del gasto político, tal como lo propuso el presidente Fernando de la Rúa, equivale a "tirar la plata". A su juicio, ya se sabe que la gente quiere que en la política bajan los costos. "Hacer un plebiscito para reafirmar lo que ya sabemos, lo que nos dice la gente todos los días, no me parece conveniente. Es tirar la plata", afirmó Reutemann.

Por su parte, el diputado Raimundi opinó que es un "contrasentido" querer realizar una consulta popular ya que, según su opinión, se va a "preguntar lo obvio". El legislador agregó que "la gente ya se pronunció en la elección del `99 porque en la plataforma de la Alianza ya se proponía hacer una reforma en la política", y subrayó que sobre el tema ya existen "compromisos firmados por los gobernadores de las provincias y proyectos que analiza el Senado".

"Los que descreen del plebiscito o lo definen como una hipocresía, en vez de criticar la decisión del presidente, deberían aportar interrogantes que los argentinos estén dispuestos a consultar; al menos para elevar el debate y mejorar las condiciones de convivencia política y social", dijo Baylac en tanto, al sostener que la consulta popular tiene como objetivo que la "sociedad pueda participar en el diseño del gasto en la política, incluso en temas con ribetes institucionales como, por ejemplo, si el régimen (legislativo) debe seguir siendo bicameral".

"Es inentendible que dirigentes democráticos de la talla de (Elisa) Carrió, de la gente del Frepaso, de (Leopoldo) Moreau, del propio (Eduardo) Duhalde hayan desconsiderado un instrumento participativo como es la posibilidad de una consulta popular", enfatizó Baylac.

"Naturalmente, en el Senado está parada una reforma política que envió el Gobierno hace unos ocho meses, la cual merece la pena debatirse y no tiene interés en la agenda de los propios dirigentes, que son los protagonistas de las decisiones", enfatizó Baylac.

Por otra parte, el diputado justicialista José María Díaz Bancalari sumó nuevas críticas al plebiscito anunciado por el presidente Fernando de la Rúa, al advertir que su realización sería como "consultar de qué color era el caballo blanco de San Martín".

"Está todo el mundo de acuerdo, lo que hay que hacer es ponerlo en práctica", enfatizó Díaz Bancalari, al opinar sobre el plebiscito para consultar a la ciudadanía sobre el costo de las instituciones y la actividad política. El legislador peronista advirtió en declaraciones a Radio América que un plebiscito sobre ese tema no serviría "para nada", ya que "la sociedad está demandando" una reducción de los gastos políticos.

Asimismo, el ex ministro de Gobierno bonaerense estimó que De la Rúa "tiene algún interés de que alguien diga 'estoy de acuerdo', pero si es por eso tiene que saber que estamos todos de acuerdo". El diputado advirtió también que "hay que ser muy cuidadosos porque no es este el momento preciso donde la gente crea que las instituciones y la política sean el instrumento idóneo y pacífico para transfomar" la realidad.

Además, sostuvo que en cualquier reforma que se encare "hay que ser muy cuidadoso" con respecto al presupuesto del Poder Judicial, teniendo en cuenta la independencia de poderes.

Volviendo al oficialismo, el presidente del bloque radical de diputados, Horacio Pernasetti, reclamó "precisiones" respecto del contenido de la consulta popular que planteará el Gobierno para definir el recorte del gasto político. "Todavía se necesitan más precisiones, como saber a ciencia cierta qué preguntas contendría", dijo Pernasetti al evitar una opinión definitiva sobre el tema.

Otro que habló sobre el tema fue el candidato a senador nacional por el PJ catamarqueño, Luis Barrionuevo, quien se manifestó a favor de una reforma política pero en contra de la convocatoria, al considerarla "una barbaridad", además de "una estupidez". Según el polémico dirigente gastronómico, "el cien por cien de la gente quiere que se baje el costo político, que se termine con (tantos) cargos electivos, ya que hay setenta y pico enadores".

Señaló que con "dos por provincia, alcanza y sobra" en lugar de los tres previstos por la reforma constitucional del 94, y dijo que también con "una sóla cámara" por Estado.

"Todo eso trae aparejado que se ahorre cualquier cantidad de plata, porque cada legislador, o cada concejal, seguramente tiene atrás suyo 10 o 15 personas, entre asesores y ñoquis", explicó. "Es una barbaridad, una estupidez", respondió igualmente Barrionuevo, cuando fue consultado sobre la oportunidad del plebiscito.

A su vez otra candidata a senadora, la diputada justicialista Mabel Müller, consideró que "es una locura" que el Gobierno nacional lance un plebiscito "sólo porque quiere algún triunfo después de la deblacle que va a tener el 14 de octubre y cuando ya se sabe qué es lo que quiere el pueblo con respecto a los gastos de la política".

"No se entiende, porque todos sabemos lo que la gente quiere y qué es lo que piensa sobre los gastos de la política, así que por qué no hacer la reforma ahora", recalcó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password