Los senadores peronistas siguen sin ponerse de acuerdo

Los senadores electos del PJ intentaban acordar la distribución de los cargos legislativos con el propósito de realizar en el menor tiempo posible una reunión de los dos sectores en los que se encuentra dividido el futuro bloque justicialista de la Cámara alta.

Según pudo saberse, en las últimas horas el misionero Ramón Puerta habría consolidado el apoyo de los dos sectores en pugna para acceder a la presidencia provisional de la Cámara alta, el primer lugar en la línea de sucesión de Fernando de la Rúa. La intensificación de las negociaciones tiene además el propósito de alejar la posibilidad de una ruptura, que según entienden los representantes del PJ, "sólo beneficiaría al radicalismo y haría perder al peronismo la alternativa de acceder a la presidencia provisional".

Mientras los justicialistas continúan divididos, el Gobierno nacional comenzó a dialogar con algunos gobernadores del PJ para tratarlos de convencer de que no apoyen a un peronista para la presidencia provisional y en cambio adhieran al razonamiento de que el cargo debe quedar en manos del oficialismo. En este marco, trascendió que los gobernadores de Santa Fe y Córdoba habrían recomendado a sus senadores que la titularidad de la Cámara alta quedara en manos del oficialismo, lo que contribuyó en dificultar la distribución de cargos.

Si bien no lo manifestaron abiertamente, los cuatro representantes de estas dos provincias estarían de acuerdo con los bonaerenses y con el riojano Eduardo Menem en darle al oficialismo la posibilidad de continuar el cargo que ocupa el primer lugar en la línea sucesoria presidencial.

De concretarse esta alternativa, el misionero Ramón Puerta no tendría demasiados problemas, ya que aceptaría integrar cualquier comisión en la medida que la jefatura del cuerpo sea ocupada por un radical que reemplace a su comprovinciano Mario Losada, y que serían el mendocino Raúl Baglini o el chubutense Carlos Maestro.

A partir de este acuerdo, aparece luego la variante de que en la presidencia del bloque continúe el sanjuanino José Luis Gioja, secundado por el salteño Marcelo López Arias. Más allá de que Eduardo Duhalde planteó la necesidad de cambiar a las viejas figuras de un Senado desprestigiado, como Gioja, quien, a pesar de retener cómodamente su banca, pertenece a una provincia que no es gobernada por el peronismo.

El sector de los 23 senadores habría decidido postular como alternativa para la conducción del bloque al cordobés Juan Carlos Maqueda.

Otro punto en discusión se produjo a partir del traslado al Congreso de la interna riojana, donde Eduardo Menem, al no obtener apoyo para que Jorge Yoma no integrara la bancada del PJ porque había sido electo senador por afuera del partido, exigió que su rival dejara de presidir la comisión de Asuntos Constitucionales. Duhalde había aceptado que la comisión cambiara de titular y propuso entonces a la santacruceña Cristina Fernández de Kirchner para reemplazar al disidente riojano, quien pasaría a desempeñarse como representante en el Consejo de la Magistratura.

Otro acuerdo al que habrían llegado ambos sectores es el que las comisiones sean integradas solamente por 16 miembros, en tanto se estudiaba la posibilidad de reducir el número, ya que podrían fusionarse algunas, aunque se estima que no bajarían de 30, sobre las 46 que hay actualmente.

Esta tarea quedaría para más adelante, posiblemente para después de armado el nuevo Congreso, donde el justicialismo tendrá mayoría en ambas cámaras.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password