Frigeri admite la dolarización, el Frepaso no

Un estudio del diputado justicialista Rodolfo Frigeri sostiene que la dolarización de la economía argentina es la mejor alternativa en materia cambiaria, aunque no la recomienda abiertamente.

Frigeri, que fue ministro bonaerense de Economía y presidente del Banco Provincia, analizó entre otras cuestiones las tres opciones más discutidas de salida del actual esquema de cambio fijo, vía devaluación con flotación, canasta de monedas y dolarización.

Desde la vereda opuesta, economistas del bloque del Frepaso preparan un documento sobre la crisis y sus perspectivas de salida en el cual la principal definición es el "rotundo rechazo a dolarizar, porque congelaría o agravaría la actual distribución de la riqueza". Los especialistas, en su mayoría alineados con el bloque de diputados del Frepaso que dejó la Alianza, presidido por José Vitar (Tucumán), reclaman "una urgente redistribución de ingresos en favor de los sectores de menores recursos para reactivar el consumo".

También coinciden en respaldar "la restructuración de la deuda pública, con el consenso de los principales sectores políticos y sociales", y proponen "mejorar la competitividad argentina promoviendo la renegociación de las tarifas de servicios públicos". En el encuentro, además del propio Vitar, participaron los diputados Ricardo Vago, Carlos Raimundi, Rafael Flores, Fernando Melillo y Alejandro Peyrou, entre otros.

Respecto a las opciones que aparecen a los ojos de Frigeri, el diputado indicó que de aplicarse la primera, devaluación, ello influiría negativamente sobre la confianza del consumidor, aumentaría la tasa de interés, mejoraría la situación del sector exportador y resultaría negativa en el ámbito de la situación fiscal.

En cuanto a la canasta, la consideró negativa para la confianza del consumidor, y estimó que sería dudoso su efecto sobre la tasa de interés, que mejoraría la situación de los exportadores al área extra dólar y que también sería dudoso su impacto fiscal.

La dolarización, en cambio, resultaría positiva en cuanto a la confianza del consumidor, disminuiría la tasa de interés, tendría efectos neutros sobre las exportaciones y podría tener también una gravitación neutra sobre el fisco, según Frigeri. Para afirmar esta neutralidad fiscal, el legislador argumentó en su estudio que la pérdida del señoreaje de las reservas internacionales se contrarrestaría con la reducción de las tasas de interés para el Estado.

Así, resumió que la dolarización presenta dos aspectos positivos y dos neutros, mientras que la canasta tiene uno medianamente positivo, dos dudosos y uno negativo, y la devaluación uno positivo y tres negativos.

El trabajo del economista duhaldista se basó en los números del mes de noviembre y señaló que el mecanismo de déficit cero se encuentra en problemas por factores como el deterioro de la recaudación, el aumento de los intereses de la deuda y el pago de aguinaldos en diciembre.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password