Salieron las leyes del Libro y de Mecenazgo

La Ley de Mecenazgo, largamente esperada por representantes de los actores culturales del país, fue sancionada finalmente en la Cámara de Diputados.

La norma tiene como objetivo estimular e incentivar la participación privada en la financiación de proyectos culturales a través de beneficios impositivos, ya que se podrá deducir hasta un cinco por ciento de la ganancia neta del ejercicio fiscal, las sumas que se hayan destinado a donaciones o patrocinios de la actividad cultural. Cabe destacar que la actividad destinataria del aporte de los particulares comprende al teatro, danza, circo, ópera, mímica y afines así como a la actividad audiovisual, incluyendo el lanzamiento y la difusión de las películas nacionales en el territorio argentino.

También comprende a la actividad fotográfica; la producción discográfica y afines; literatura y producción editorial; música; artes plásticas y artes gráficas; folklore y artesanías; radio y televisión educativas y/o culturales de carácter no comercial; patrimonio cultural, histórico, urbano, rural, arquitectónico, mobiliario, arqueológico, bibliotecas, museos, archivos, centros documentales y demás acervos.

"La sanción de esta ley es un instrumento irremplazable e imprescindible para crear condiciones propicias para el desarrollo de las actividades y proyectos culturales del país", expresó Darío Lopérfido, titular de la Secretaría de Cultura y Medios de Comunicación dependiente de la Presidencia de la Nación.

A su vez, el diputado radical Luis Brandoni se manifestó "reconfortado" por la sanción de la ley de Mecenago, aprobada casi por unanimidad, porque "va a ayudar mucho al desarrollo del arte y los proyectos culturales en la Argentina". El titular de la Comisión de Cultura de la Cámara Baja dijo que la norma tiene "características particulares, ya que no está dirigida exclusivamente a aportes de empresas, sino también a personas físicas" que quieran contribuir en este rubro.

Otra ley aprobada anoche en la maratónica sesión final de la Cámara baja fue la ley de Defensa de la Actividad Librera (Ley de Precio Fijo), aprobada por la Cámara de Diputados de la Nación, "viene a equilibrar las distorsiones en el mercado y los precios de los libros", manifestaron fuentes de la Cámara del Libro.

"Los precios de los libros están siendo objeto de grandes rebajas que los sitúan en la categoría de productos de consumo y soslayan su valor cultural", dijo el titular de la Cámara, Roberto Fantasía. El sector editorial, la política del libro y la lectura "no pueden continuar librados a la pura lógica del mercado: los libros deben venderse a los precios que aconsejan sus editores, no por capricho, sino porque los descuentos excesivos crean graves problemas y representan una amenaza para la edición y difusión del libro", remarcó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password