La Asamblea Legislativa de nuevo en el centro de la escena

Como hace una semana, la Asamblea Legislativa volverá a ser esta semana la clave de la continuidad institucional en la Argentina y deberá sesionar dentro de las próximas 48 horas para elegir rápidamente al sucesor de Adolfo Rodríguez Saá.

La Asamblea Legislativa -que es la sesión conjunta de las cámaras de Diputados y Senadores- deberá aceptar la renuncia de Rodríguez Saá y del presidente provisional del Senado Ramón Puerta, y quedará entonces a cargo del titular de la Cámara baja, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires).

Las alternativas que se manejan para el desarrollo de la Asamblea Legislativa son la convocatoria a elecciones en febrero o la designación de un presidente interino que complete el mandato inconcluso de Fernando de la Rúa, hasta diciembre de 2003, en el marco de un Gobierno de "unidad nacional".

En esta segunda posibilidad, según pudo saberse, se encuentra trabajando un sector del justicialismo y parte del arco opositor, como el radicalismo y el Frepaso, que mencionan para el cargo al senador Eduardo Duhalde. Por caso, el gobernador bonaerense Carlos Ruckauf (PJ) y su par radical de Mendoza, Roberto Iglesias, defendieron la necesidad de convocar a un gobierno de unidad nacional, luego de conocida la renuncia de Rodríguez Saá.

El artículo 88 de la Constitución Nacional establece, en tanto, que si el jefe de la Cámara de Diputados declinara presidir la Asamblea, tendría que hacerlo el presidente de la Corte Suprema de Justicia, en este caso el riojano Julio Nazareno.

Cuando sesione, posiblemente el martes próximo, la Asamblea deberá elegir a un presidente interino entre los gobernadores de provincia y los diputados y senadores nacionales.

Rodríguez Saá había sido designado como presidente por la Asamblea Legislativa, con 169 votos por la afirmativa y 138 votos en contra, es decir, con el apoyo mayoritario del PJ y el rechazo de la UCR, el ARI de Elisa Carrió y los partidos provinciales.

Tras esa experiencia, esta noche peronistas y radicales negociaban a toda velocidad un acuerdo político para que la Asamblea Legislativa nombre a un presidente interino con el mandato concreto de conformar un "Gobierno de unidad nacional".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password