Cuestionan declaraciones de Menem

En una entrevista concedida al diario chileno El Mercurio, Menem trazó una curiosa teoría conspirativa acerca del fin del gobierno de Fernando de la Rúa y responsabilizó por su renuncia a Duhalde, al canciller Carlos Ruckauf y al senador radical Raúl Alfonsín.

Ruckauf evitó referirse al tema, al ser consultado por la prensa. "De esos temas no hablo", respondió luego de ofrecer una conferencia de prensa en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, a su regreso de Brasil.

La senadora justicialista Mabel Müller, en tanto, consideró "absolutamente irresponsable pretender involucrar al presidente de los argentinos y a otros hombres de la política nacional en la caída de De la Rúa", porque "fue el pueblo el que, con su protesta, reclamó un cambio institucional".

A su vez, el diputado nacional José María Díaz Bancalari, del justicialismo bonaerense, consideró que "todo lo que venga del resentimiento y el rencor no contribuye a la pacificación" y agregó que "lo que apueste al fracaso, busque enfrentamientos y llame al caos debe ser repudiado por la sociedad".

En sentido opuesto, el ex funcionario menemista Jorge Castro sostuvo que la decisión del gobierno de devaluar va a "provocar una regresión a la política fracasada de la década del '80 y el aislamiento de la Argentina de la comunidad internacional".

En línea con las expresiones del ex presidente Menem -de quien es uno de los principales asesores-, Castro afirmó además que la política socioeconómica de la administración de Duhalde, a quien no mencionó por su nombre, es una "muestra de ingobernabilidad".

"Estas políticas populistas van a tener respuestas del sistema internacional y en primer lugar de los Estados Unidos, no es un intento de oprimirlas o combatirlas, sino que la respuesta estará basada en el frío, en el aislamiento", dijo Castro.

Por su parte, el diputado Rodolfo Martínez Llano, del PJ de Corrientes, dijo hoy en esa provincia que "Menem no tiene autoridad moral para expresarse como lo hace".

Lo acusó además de haber "llevado al país a una situación límite como consecuencia de haberse hipotecado a la República, llevando la deuda de 60 a 150 mil millones, con lo cual mató la convertibilidad".

El diputado bonaerense Lorenzo Pepe, también justicialista, sostuvo que "los argentinos no nos merecemos que un ex presidente como Menem le haya hecho tan grave descalificación al gobierno nacional que preside Eduardo Duhalde".

Pepe agregó que no creía que "en este momento alguien pueda plantear que enfrentarse con los sectores financieros que sumieron al país en esta situación caótica sea una mala política".

También desde fuera del PJ surgieron críticas a las declaraciones del ex presidente, como en el caso del diputado Daniel Carbonetto, del Polo Social, quien calificó a Menem como "un antipatria que con la idea de dolarizar quiere consagrar las relaciones carnales que destruyeron a la Argentina".

"Menem debe callarse y hablar en las cortes penales", afirmó Carbonetto, quien, por otra parte, se manifestó "preocupado por las medidas" y llamó a "tener sumo cuidado porque habría que corregir los salarios en base a lo que varíe la canasta básica".

Por su parte, la legisladora porteña Vilma Ripoll, de Izquierda Unida, dijo que "Menem es un hipócrita porque él es el padre de este modelo que hundió el salario y llevó a los más altos índices de desocupación", aunque consideró que "Duhalde y la UCR son otra cara del mismo modelo".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password