El Presupuesto tendrá un recorte de los ocho mil millones

“Si los recursos caen y no conseguimos que nos presten, vamos a tener que vivir exclusivamente con lo que se recauda. Insisto que la salida en la Argentina si bien será incruenta, no será indolora”, graficó el diputado.

Dijo que “el gasto más significativo que no se va a realizar este año es la transferencia de intereses de la deuda. Es la cifra más importante”, afirmó.

Admitió que “el gasto que va a aumentar es de carácter asistencial, un plan alimentario por 350 millones de pesos, el plan trabajar. El gasto de seguridad social no lo podemos tocar igual que el de la transferencia a las provincias”.

Describió que “el ajuste estará en el funcionamiento del Estado, de los distintos poderes, gastos en personal, que no abarca más del 15 por ciento del total del presupuesto. El ajuste se hace en una porción chica, lo demás es inflexible”.

Admitió que la caída en la recaudación de este año con respecto al año pasado “se estima que superará el tres por ciento y eso es mucho dinero”, cuantificó.

Al explicar por qué el presupuesto 2002 tiene tanta relevancia, dijo que es “porque estamos frente a un cambio muy importante en la economía, hemos salido de la convertibilidad y pasamos a un sistema cambiario donde primero tenemos una nueva relación peso-dólar y además no es convertible, y luego iremos a un sistema de cotización libre”.

“En este nuevo sistema, para que funcione, para que la gente no desconfíe del peso, para que no presione sobre el dólar, es importante que vea que no vamos a hacer andar la maquinita para financiar al Estado”, expresó y consideró que “este punto es el paso o no paso al éxito de la política económica de carácter financiero de corto plazo”.

Dijo que “la garantía institucional será el propio presupuesto que es una ley de la Nación que va a establecer pautas, va a existir lo que se llama un programa monetario donde vamos a saber de antemano cuánto vamos a emitir, para financiar qué cosa, lo vamos a conocer de antemano”, aclaró.

Admitió que el ajuste en el presupuesto será cercano a los ocho mil millones, que “va ser muy importante”.

Sobre la exigencia del FMI de presupuesto con déficit cero, dijo que “lo del déficit cero fue un invento del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, cuando fue a pedir plata y nadie le prestó. Lo correcto es hablar de presupuestos equilibrados, que significa que se puede gastar lo que sea financiable”.

Al indicársele que 8 de cada 10 empresarios están en desacuerdo con la devaluación y son escépticos sobre lo que va a pasar en los próximos 90 días, contestó que a muchos de ellos, especialmente los de las empresas privatizadas “lo que pasa es que (las medidas) afectan sus intereses personales”.

Cuando se le consultó si seguirán los recortes del 13 por ciento a jubilados y estatales, contestó que “no está definido. Lo comienza a ver a fondo el nuevo secretario de Hacienda, Oscar Lamberto. La idea que había era devolverle en una primera etapa a los jubilados y en una segunda a los estatales. Pero si las cosas no cierran…”, continuarán los descuentos, afirmó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password