Media sanción a la reforma a la Carta Orgánica del BCRA

Los senadores por amplia mayoría media sanción a la ley de Reforma a la carta orgánica del Banco Central. Esta ley habilita a la entidad a asistir bancos en dificultades y a emitir moneda son la antigua obligación del respaldo en dólares.

El proyecto, que ya pasó a Diputados para su sanción definitiva, le restituye al Banco Central el rol activo que tenía antes del uno a uno.

Por expreso pedido del presidente Eduardo Duhalde, el proyecto fue tratado en tiempo récord. La velocidad que le imprimieron las bancadas del PJ y la UCR, en una acción perfectamente coordinada, permitió que fuera votada en menos de 24 horas de su ingreso a la cámara, con mínimas modificaciones. Esta norma modifica la carta orgánica del Banco Central y fue aprobada por 48 de los 55 senadores presentes.

Entre los senadores que se opusieron se encuentra la justicialista Cristina de Kirchner y los provinciales de Neuquén, Luz Sapag; de Salta, Ricardo Gómez Diez; y de Tucumán, Pablo Walter. Además, se abstuvieron el radical Rodolfo Terragno, la frepasista Vilma Ibarra y el liberal correntino Lázaro Chiappe. Cuestionaron la falta de consulta previa y la amplia delegación de facultades que la ley le otorga a las autoridades del Central.

Los radicales prestaron su apoyo a pesar del frustrado intento por limitar la cantidad de dinero que el Central podrá volcar al mercado. “No podemos poner al rojo las máquinas de emisión, porque así el nuevo modelo no caminaría”, dijo Raúl Baglini, advirtiendo sobre el riesgo inflacionario.

Si bien la abstención de Terragno era previsible y lo eso lo convirtió en el único disidente de la bancada radical, fue muy extraño el papel el de Baglini, quién como miembro informante de la Comisión de Economía, utilizó el resto de su exposición para defender la ley con mayor ímpetu que los propios oficialistas.

Por su parte, los defensores del proyecto oficial argumentaron que las nuevas funciones del Central le darán al Gobierno “las herramientas que necesita para flexibilizar el corralito”. El informante por el PJ, Carlos Verna, no fue demasiado explícito. Su argumento central fue que “el Central va a recuperar el rol activo que tenía antes del uno a uno”.

Los jefes de las bancadas del PJ, José Luis Gioja, y de la UCR, Carlos Maestro, se reservaron los discursos de cierre para arrastrar a los más remisos. Ambos habían recibido pedidos expresos del Presidente para apurar la ley. A Gioja le llegó el lunes el borrador del proyecto con la firma de Duhalde y Maestro asistió el miércoles a Olivos, junto a su colega del bloque de diputados, Horacio Pernasetti.

“El banco madre necesita estos instrumentos para ajustarse al fin de la convertibilidad”, expresó Gioja al conjunto. Y se enojó con los opositores a la norma: “Van con una cara a pedir al Gobierno que mande ayuda para sus provincias y acá aparecen con un mensaje diferente, como si los quisieran llevar de la nariz”.

El proyecto sancionado pasó ya a la Cámara de Diputados, donde la semana próxima podría ser sancionada definitivamente.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password