Hoy aprueban la reforma a la ley de quiebras

Se llevó a un acuerdo entre los bloques del justicialismo y la UCR en el Senado, que permitirá la aprobación en la presente jornada de la reforma a la ley de quiebras. La iniciativa establece, entre otras medidas, la suspensión de las ejecuciones hipotecarias y prendarias por 180 días.

En la víspera se reunió la Comisión de Legislación General para seguir analizando el tema, y allí el senador Miguel Pichetto remarcó la urgencia de la sanción de la ley por el contexto crítico que vive el país. "Tenemos que dar una solución ya al aparato productivo", dijo.

El proyecto prevé la derogación de esa figura, ya que, según algunos legisladores, por esa vía "especuladores podrían aprovecharse de la situación y quedarse a bajo precio con firmas en dificultades, pero económicamente viables".

Los jefes de los bloques del PJ, José Luis Gioja, y de la UCR, Carlos Maestro, analizaron el proyecto con sus pares de Diputados, donde podría debatirse mañana. Además, hubo consultas con el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov.

Tras una reunión de más de dos horas y media, diputados y senadores del PJ y de la Alianza habían acordado la necesidad de pulir la propuesta de cambios a la Ley de Quiebras, ante las dificultades para ponerse de acuerdo. El encuentro en el que se decidió aceptar algunos de los cuestionamientos de varios legisladores, se extendió desde las 11.30 hasta las 13.45, aproximadamente, en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires). El acuerdo final se logró por la noche en las oficinas de Juan Maqueda (PJ-Córdoba), titular del Senado.

Además de Maqueda y Camaño, entre otros, intervinieron en las negociaciones los diputados Darío Alessandro (Frepaso-Capital Federal) y Horacio Pernasetti (UCR-Catamarca) y los senadores Carlos Maestro (UCR-Chubut), Marcelo López Arias (PJ-Salta), Malvina Seguí (PJ-Tucumán), María Perceval (PJ-Mendoza), José Gioja (PJ-San Juan) y Miguel Pichetto (PJ-Río Negro).

En tanto se desarrollaba la reunión entre legisladores, empresarios como Amalia Lacroze, de la cementera Loma Negra, y funcionarios de otras diversas empresas interesadas en la aprobación de esta reforma impulsada a la Ley de Quiebras, pidieron su sanción al presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Jorge Matzkin (PJ-La Pampa).

Durante el encuentro realizado en el despacho de Camaño, el senador Maqueda informó que había recibido llamadas del ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, para que se moderasen algunas de las facilidades que el borrador en debate en el Senado, impulsado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pretende otorgar a las empresas endeudadas.

Por su parte, el senador Maestro planteó las discrepancias de los bloques de la UCR, que según trascendió son compartidas por el ministro de Justicia, Jorge Vanossi, por lo que solicitó que se ampliase el período de reflexión para dar mayor juridicidad a una norma que también tiene objeciones desde el exterior. Entre estas se cuentan las del Fondo Monetario Internacional (FMI), basadas en la doctrina desarrollada por Sean Hagan, consejero jurídico adjunto en el Departamento Jurídico del FMI, que apuntan a que la atención de las insolvencias empresarias sirvan para salvar a las empresas y no a sus titulares.

Al término del encuentro la senadora Seguí, adelantó que entre los puntos esenciales cuyos cambios se preveían, tanto pedidos por la UCR como por varios justicialistas, se encuentran los relacionados con poner un tope a la fecha de declaración de emergencia empresaria, a incluir a los particulares en la recomposición de pasivos y el tema de deudas en divisas.

La eliminación del artículo 4 fue decidida en una reunión que senadores y diputados del PJ y la UCR mantuvieron por la tarde con el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Ayudados por la oposición de la UCR y de varios senadores del PJ, los ministros Remes Lenicov y Vanossi ganaron la pulseada a Capitanich y al titular de la cartera de la Producción, José Ignacio de Mendiguren, que impulsaban la modificación de la ley de quiebras para incorporar el polémico instituto legal.

El anuncio oficial de la caída de la capitalización del proyecto lo realizó el jefe de la bancada de senadores radicales, Carlos Maestro, a su regreso del encuentro que mantuvo con Remes Lenicov en Economía. Participaron de esa reunión los diputados Horacio Pernasetti, jefe de bloque, y Jesús Rodríguez, por la UCR.

Maestro insistió en la inconveniencia de aceptar la capitalización, ya que "afectaría el crédito". "Ningún banco se animará a prestar sabiendo que si una empresa se declara en concurso perdería un activo para pasar a tener acciones preferidas, que encima no tienen ni voz ni voto en el directorio de la firma", dijo. Agregó un nuevo pedido para postergar la discusión de la capitalización junto con una modificación de fondo de la ley de quiebras; propuso fijar un plazo de 180 días para la redacción de un nuevo proyecto, lo que fue aceptado por el PJ.

El resto del proyecto ingresará en el recinto del Senado casi sin cambios. Se mantendrá la restricción para girar divisas al exterior, aunque se pretendía exceptuar de las limitaciones a las empresas exportadoras que deben cumplir con obligaciones, siempre y cuando no ingresen los fondos al país.

Se suspenden las ejecuciones judiciales por créditos hipotecarios y prendarios por 180 días, y también se incluirá a los "warrants" de maquinaria agrícola. Por el mismo plazo se declara la exclusividad para que el deudor proponga cómo salvar su empresa. La última modificación de importancia es la limitación del plazo de la emergencia productiva hasta el 10 de diciembre de 2003.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password