Tras el acuerdo de los gobernadores, tratan el Presupuesto

La Cámara de Diputados convocó para hoy a una sesión especial para debatir el proyecto de ley de presupuesto, que contempla una pauta global de gastos de 42.844 millones de pesos, una inflación del 15 por ciento y un déficit de 3.000 millones de pesos.

Un destacado miembro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda precisó que las señales que llegaban desde el Ministerio de Economía eran favorables y que, por lo tanto, el presupuesto comenzaría a debatirse hoy en la Cámara baja. Esto no hizo más que respaldar la citación a sesión que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires), había comenzado a distribuir por los despachos de los legisladores poco después de las 18.

Tal como se sabía, el acuerdo entre la Nación y las provincias por la coparticipación era la llave para destrabar la situación. La buena señal llegó a la Cámara baja cerca de las 19, lo que no hizo más que confirmar el buen clima que las principales bancadas ya habían manifestado tras las reuniones que sus conducciones habían sostenido a media tarde.

El primer síntoma llegó poco después que el gobernador Néstor Kirchner (Santa Cruz) expresara que el arreglo con el Poder Ejecutivo era "cuestión de horas". Pocos minutos después, desde el bloque radical se bajó la directiva de que había disposición a dar quórum para tratar mañana el presupuesto si los gobernadores llegaban a un acuerdo, lo que las palabras de Kirchner daban prácticamente como un hecho.

Finalmente, la mesa de conducción del justicialismo cerró su reunión transmitiendo la orden al resto de la bancada de que mañana a las 10:00 habría sesión, lo que fue seguido por la decisión de Camaño de convocar a todo el cuerpo.

El justicialismo ya había acordado en una reunión cumbre que contó con la participación de Camaño, el presidente del Senado Juan Carlos Maqueda, los titulares de las comisiones de Presupuestos Jorge Matzkin y Carlos Verna, y los jefes de los bloques Humberto Roggero y José Luis Gioja, concretar la sesión, aunque sin el acuerdo con las provincias.

Pero el acuerdo con las provincias deshizo la estrategia del justicialismo, que sólo se dedicó a terminar de acordar los aspectos de la sesión, en la cual el radicalismo acompañará con su voto el dictamen emitido hace 15 días por la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Matzkin, confió en que se sancionará sin dificultades el proyecto que presupuesto, debido a que se incorporaron una veintena de modificaciones que permitieron alcanzar un alto grado de consenso. La mayoría de los cambios fue resultado de los acuerdos alcanzados con el radicalismo como la ayuda especial para solventar al PAMI por medio de un aumento de un punto a la alícuota de aportes patronales, el pago del último semestre del año pasado al Fondo de Incentivo.

Mencionó que este presupuesto tiene "un alto contenido social" porque se han incluido un programa de empleo para jefes de familia por un valor de 1200 millones de pesos, un plan alimentario por 350 millones y otros otro programa para medicamentos por 300 millones.

Matzkin dijo que también soluciona parte del requerimiento del Fondo Docente y destacó que se le introducirá una modificación para poder elevar el piso desde el cual se produce la poda del 13 por ciento a fin de que el "85 por ciento de los jubilados quede exento de esta rebaja".

El proyecto de presupuesto que se pondrá hoy a consideración tiene una pauta global de gastos de 42.000 millones de pesos, una inflación del 15 por ciento, una caída del Producto Bruto Interno del 4,9 por ciento y un déficit aproximado de 3.000 millones de pesos.

También contempla diversos cambios tributarios como la eliminación del pago a cuenta de ganancias del impuesto al cheque, retenciones a la exportación petrolera y un punto de incremento de los aportes patronales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password