El Parlamento le puso límites al Fondo

El diputado Humberto Roggero afirmó que el Parlamento "le puso límites a las presiones" del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero igual se mostró dispuesto a revisar la letra de la ley de Quiebras y de Subversión Económica, tal como lo solicita el organismo internacional.

En el mismo sentido, el diputado José María Díaz Bancalari aseguró que la modificación de las leyes de Quiebras y de Subversión económica son una exigencia del sentido común.

"Nosotros hemos puesto límites a las presiones. Pedían miles de empleados públicos en la calle, desfinanciar las provincias, arancelar las universidades y una serie de cosas a las que dijimos que no", dijo el legislador justicialista. En cambio, opinó que la ley de Quiebras o la vieja ley de Subversión Económica "son temas a conversar".

Roggero agregó que con el Fondo, la Argentina tiene tres caminos: "aceptar todo lo que piden, confrontar tipo revolución cubana, o negociar desde una idea de Nación para los argentinos".

"Estamos tratando de transitar ese tercer camino, pero no es fácil porque las presiones son muy fuertes", señaló.

El jefe del bloque de diputados del PJ también embistió contra los medios que afirman que el FMI quiere castigar al país, por los aplausos al default en la Asamblea Legislativa. "El cipayismo, dominado por la intelectualidad de otros lugares, siempre considera que cualquier cosa que se haga desde el país es negativa. Si el Fondo nos va a castigar por ese aplauso me parece de una pobreza intelectual inimaginable", apuntó.

Para Roggero, el aplauso "fue una manifestación de algunos legisladores, que más que por el default en sí mismo, aplaudieron por la posibilidad de empezar a renegociar en condiciones distintas, desde una idea más autónoma, y no desde el esquema de entrega como se venía haciendo".

Por su parte, el diputado justicialista José María Díaz Bancalari negó que el Congreso responda a las presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), y sostuvo que "no se va a aceptar ninguna imposición condicionante" desde el exterior.

Las modificaciones de las leyes de Quiebras y Subversión Económica "son exigencias del sentido común, no del Fondo Monetario", sostuvo Díaz Bancalari, y subrayó que los legisladores no quieren que las reformas otorguen "algún margen de impunidad" para los banqueros investigados actualmente por la Justicia.

El diputado dijo que el Parlamento "tiene la predisposición de resolver todo aquello que sea en aras del interés de la Nación y de su pueblo".

"No vamos a aceptar ninguna imposición condicionante, porque al margen de la situación general que estamos viviendo y al margen de que entendemos que hay corresponsabilidad entre los organismos internacionales y los que gobernaron el país, debemos encontrar la forma de señalar un rumbo para superar esta situación", indicó el legislador.

Díaz Bancalari agregó que "si viene ayuda de dinero contante y sonante, mejor, y si no, veremos cómo lo resolvemos".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password