El Senado convalidó el Pacto Fiscal

El Senado convalidó con el voto mayoritario de sus integrantes el acuerdo fiscal que echa las bases de un nuevo régimen de coparticipación federal de impuestos y apunta en lo inmediato a reducir en un 60 por ciento el déficit de las cuentas provinciales.

El pacto fiscal fue firmado el 27 de febrero pasado por el presidente de la Nación, Eduardo Duhalde y los gobernadores provinciales, donde se eliminó el piso de coparticipación federal y se acordó una reducción en los presupuestos provinciales. En poco más de cuatro horas, de una sesión sin debate, el cuerpo consiguió convalidar el acuerdo suscripto con antelación por la Nación y las provincias, después de casi dos meses de nerviosos tironeos.

Al defender el proyecto, el jefe del bloque de senadores peronistas, José Luis Gioja, aseguró que la ratificación del acuerdo "es de primerísima necesidad", y rechazó las versiones que señalan a las provincias como responsables del estancamiento de las negociaciones con el FMI. "No comparto para nada algunos comentarios que le echan la culpa de las dificultades financieras a las provincias. Las provincias han cumplido sus metas, han recibido muchos servicios por parte de la Nación sin recibir las partidas correspondientes", afirmó.

También en favor del acuerdo se manifestó el formoseño Miguel Angel Mayans (PJ), quien destacó la importancia que para las administraciones provinciales tiene la cláusula que promueve la renegociación de las deudas que tienen los distritos.

Por su parte, Jorge Busti (Entre Ríos-PJ) también resaltó el esfuerzo que hacen los distritos, al señalar que "la salud y la educación públicas están en manos de las provincias argentinas". En ese sentido, Busti dijo que votaría positivamente el pacto porque lo habían firmado los gobernadores, aunque trazó algunas objeciones al proyecto.

La única voz que se alzó en contra del acuerdo fiscal fue la de la senadora Vilma Ibarra (Frepaso), quien aseguró que el texto sometido a tratamiento "no hará otra cosa que traer más penurias y ajustes".

El Pacto Fiscal es reclamado por las provincias, ya que contiene una serie de beneficios que le permitirá acceder a fondos frescos para aliviar la difícil situación económica y financiera que atraviesan los distritos. Así, establece la coparticipación entre la Nación y las provincias del 30 por ciento del producido por el impuesto a las transferencias financieras.

Además, se deja sin efecto la asignación de 2.154 millones de pesos anuales al sistema integrado de jubilaciones y pensiones, que ahora estarán a disponibilidad de las administraciones provinciales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password