Analizan ponerle un techo al CER

Ante la estampida de precios que amenaza con disparar la inflación anual muy por encima de lo previsto, el Gobierno empezó a evaluar poner un tope al CER, el coeficiente por el cual se indexarán deudas y depósitos reprogramados.

La posibilidad de limitar el ajuste de los créditos que fueron pesificados se tomaría para evitar las protestas sociales que fueron creciendo en los últimos días a medida que se conocen más detalles de las consecuencias catastróficas que puede tener el CER para miles de deudores.

A esto se suma la presión que están ejerciendo los bloques justicialistas de Diputados y el Senado, luego de que en la Cámara alta se dio media sanción a un proyecto para ajustar las deudas por suba de los salarios en lugar de inflación.

Pero si se toma la decisión de poner un corset al CER, los principales perjudicados serán los ahorristas que opten por mantener sus depósitos reprogramados, ya que su nivel de ajuste será muy inferior al incremento de precios.

Así, el dinero de los ahorristas se depreciaría aún más de lo que hizo la pesificación de sus dólares a 1,40 peso, cuando ya está en 3 pesos.

En Economía especulan con que cualquier tope puesto al CER elevará la cantidad de ahorristas que opten por los Bonus, los títulos públicos que emitirá el Estado en dólares y en pesos, para lo cual ahora hay tiempo hasta el 30 de abril próximo.

Es que la gente preferiría mantener sus fondos en dólares y esperar a que el título se vaya apreciando tras la segura depreciación inicial que sufrirá.

Según trascendió en forma extraoficial, el CER podría limitarse al 14 por ciento anual, aunque en Economía manejarían distintas posibilidades, e incluso la aplicación de un "factor de corrección", que tornaría muy engorroso el sistema.

En los primeros tres meses del año, la inflación "oficial" ya acumuló casi el 10 por ciento, pero si sólo se toman en cuenta alimentos, bebidas y artículos de limpieza, el alza de precios oscila entre el 30 y el 150 por ciento, según el producto de que se trate.

Por eso, el temor es que cuando el gobierno permita el ajuste de tarifas de servicios públicos (los celulares ya sufrieron fuertes aumentos) la inflación relevada por el INDEC sincerará el verdadero incremento de precios en la economía y miles de deudores quedarán en la bancarrota.

Esto transformaría a muchas entidades bancarias en meras "inmobiliarias", según se especula en el mercado financiero, porque los bancos deberá quedarse con las casas y departamentos que la gente no podrá pagar.

El mayor temor de Economía, que viene improvisando sobre la marcha cambios clave en el esquema económico, es que el CER se termine transformando en una nueva "Circular 1050", un perverso sistema de indexación que terminó dejando un tendal de deudas incobrables y le arruinó la vida a una generación de argentinos durante la última dictadura militar.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password