Economía elevará al Congreso medidas referidas al corralito el lunes

El Ministerio de Economía llevará el lunes al Congreso el proyecto para convertir en bonos los plazos fijos y depósitos bancarios atrapados en el corralito financiero, y la consecuente eliminación del CER, que indexa tanto a depósitos como a préstamos, anticiparon fuentes oficiales.

El Gobierno y el Parlamento estudian diversas alternativas para eliminar o atenuar el impacto del CER, el coeficiente ideado para indexar créditos hipotecarios y depósitos, en el marco de un paquete de medidas que incluiría un nuevo "Plan Bonex" para cambiar los plazos fijos atrapados en el "corralito" por títulos de largo vencimiento.

La propuesta, que se continúa en oficinas del Palacio de Hacienda, esperará a que el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, regrese de su viaje a Washington este fin de semana, donde asistirá a la reunión Anual de Primavera del Fondo Monetario Internacional. Remes Lenicov estuvo reunido durante el transcurso del día con el titular del Banco Central, Mario Blejer, para analizar este canje forzado de depósitos por bonos para evitar la salida, a través de sentencias judiciales, de un promedio de 100 millones de pesos por día durante abril, según datos oficiales.

Las fuentes oficiales admitieron que por estas horas es "bastante difícil no pensar en un plan similar al Bonex, porque hay pocas opciones" para el Gobierno. Confirmaron además que se estudia la eliminación del CER en el caso de que se aplique el "Plan Bonex", porque si es bonificada la tasa de interés de los nuevos bonos no será necesaria la indexación.

En tanto, el presidente Eduardo Duhalde mostró sus reparos a esta medida. "No estoy convencido si hay que cambiar depósitos por bonos. Es lo que muchos sugieren, incluso economistas reconocidos", dijo el mandatario. Sin embargo, desalentó cualquier toma de medidas urgentes al asegurar que "hay que tomarse una semanita y analizar todas las formas con que se está planteando la posibilidad de salir" del corralito.

La propuesta es muy similar a la del "Plan Bonex" de 1989, implementada por el entonces ministro de Economía, Antonio Erman González, para detener la inflación, y consistiría en entregarle a los ahorristas bonos en dólares por una cantidad equivalente a los fondos que tenían depositados.

Por su parte, el bloque de diputados justicialista podría avalar un eventual un programa de entrega de bonos para frenar el goteo de dinero del corralito, pero reclamará simultáneamente la eliminación el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que se comenzará aplicar en agosto sobre las deudas pesificadas.

Esta idea fue transmitida por la conducción de la bancada del justicialismo encabezada por Humberto Roggero al presidente del Banco Central, Mario Blejer, con quien conversaron sobre la situación financiera que existe por el drenaje de dinero del corralito y la aplicación del CER. Si bien Blejer aclaró a los diputados que no conocía detalles de un eventual Plan Bonex porque este tema lo están definiendo las autoridades económicas, coincidió en la necesidad de buscar alternativas para frenar el drenaje de dinero de los bancos.

También los diputados que asistieron al encuentro, Roggero y Jorge Obeid, los vicepresidentes del bloque José Díaz Bancalari y Manuel Baladrón y la secretaria parlamentaria Graciela Camaño, coincidieron en la necesidad de encontrar alternativas para el corralito, pero sin perjudicar a los ahorristas.

Por su lado, los justicialistas del Congreso tiene previsto unificar todos los proyectos sobre el CER en una normativa basada en el proyecto impulsado por el senador José Luis Gioja de indexar las cuotas hipotecarias de acuerdo al salario. Por lo pronto, y mientras se acentúa el debate, los legisladores no descartan postergar hasta el 31 de diciembre el comienzo de la aplicación del CER, previsto inicialmente para agosto.

Otra posibilidad barajada allí es que se disponga que cualquier cuota hipotecaria no supere el 30 por ciento del salario del que pactó el crédito o ajustarlo sobre el salario, más una tasa tope de entre 3,5 y 4 por ciento anual.

Según trascendió en diversas fuentes oficiales, una comisión interministerial esta estudiando el proyecto que sería enviado al Congreso.

El análisis oficial que prevaleció en despachos oficiales apuntó a que el canje de todos los plazos fijos, no sólo los que presentaron recursos de amparo, daría una solución duradera al sistema financiero. Esta posición es respaldada por el titular del Banco Central, Mario Blejer, y los técnicos del Fondo Monetario Internacional.

La intención es encontrar una solución "duradera" y frenar el drenaje de divisas que promedia los 200 millones de dólares diarios y pone al borde de la quiebra a varios bancos, que se están salvando de la caída por el sistema de redescuentos del Banco Central.

El proyecto contemplaría un canje de títulos en dólares a diez años de plazo, para los depósitos en esa moneda, y títulos en pesos para los que tienen plazos fijos en pesos, pero estos serían a cinco años.

El proyecto establecería también liberar todas las cuentas bancarias a la vista como cajas de ahorro y cuentas corrientes.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password