Fracasó el primer intento para tratar el Plan Bonex

El primer intento del gobierno para que el Congreso debata el proyecto de canjear plazos fijos por bonos fracasó ayer ante la férrea resistencia que la iniciativa despertó en los bloques del PJ y de la UCR, en el marco de nerviosas negociaciones, que estuvieron enmarcadas por las protestas que se dieron en los alrededores del Parlamento.

La manifestación frente al Congreso de ahorristas que tienen sus fondos atrapados en el "corralito" y que se oponen a recibir bonos en lugar del efectivo depositado en los bancos, impidió la llegada al Congreso de los funcionarios del Ministerio de Economía, como Jorge Remes Lenicov, y también el traslado de varios legisladores al Palacio de Hacienda.

En este marco, un equipo liderado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro Rodolfo Gabrielli y el viceministro Jorge Todesca, junto con unos pocos legisladores del justicialismo continuaban al cierre de esta edición tratando de consensuar un nuevo proyecto para ser elevado al Congreso en la primeras horas de hoy.

De la serie de reuniones participó hasta las primeras horas de la noche el titular del Palacio de Hacienda, Jorge Remes Lenicov, quien se retiró posteriormente para atender una emergencia familiar. Debido al temor que despertó la protesta social, sólo pudieron llegar a Economía los diputados Jorge Matzkin y Manuel Baladrón y el senador José Alperovich. El borrador consensuado sería analizado hoy por el ministro de Economía para luego elevarlo al presidente Eduardo Duhalde.

Voceros de Economía aseguraron que ya hubo un principio de acuerdo para que haya un solo bono en dólares a diez años de plazo, con lo que quedaría sin efecto la intención del bono en pesos a cinco años. Indicaron que la idea es que el Senado trate esta semana el bono y la modificación a la Ley de Subversión Económica y Diputados los cambios en el CER y en Quiebras.

El nuevo proyecto surgió a raíz de las fuertes resistencias que en todos los bloques parlamentarios provocó el borrador de la iniciativa elaborada por Economía durante el fin de semana, y que llevaron a los representantes del Palacio de Hacienda a bajar sus pretensiones iniciales. Así, una comisión integrada por miembros de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas de ambas cámaras parlamentarias se encontraban reunidos en Economía con el objetivo de redactar un nuevo proyecto de ley que se limite sólo a reglamentar la polémica emisión de 15 mil millones de pesos en títulos públicos a ser reemplazados por plazos fijos. En este contexto, quedó definitivamente sepultada la posibilidad de que el Senado iniciara ayer mismo el tratamiento de la propuesta.

La pretensión del Poder Ejecutivo de que el Congreso apruebe una ley ómnibus -que además del canje de plazos fijos por bonos contemplaba la unificación de la banca estatal, la ratificación del CER y la modificación de la Carta Orgánica del BCRA-, se cayó poco después del mediodía. Fue en una reunión en la que representantes de Economía, con el viceministro de la cartera, Jorge Todesca, a la cabeza mantuvieron con líderes parlamentarios de ambas cámaras legislativas en el despacho del titular de Diputados, Eduardo Camaño.

Allí, los legisladores plantearon las fuertes críticas al borrador del megaproyecto que en la noche del domingo les había alcanzado a Juan Carlos Maqueda (PJ-Córdoba) y Carlos Maestro (UCR-Chubut), presidentes de la Cámara alta y del bloque radical del Senado, respectivamente, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

La iniciativa tentativa contemplaba más de 52 artículos y abarcaba no sólo la conversión de depósitos a plazo fijo en bonos, sino también la creación de un banco federal (una suerte de bundesbank alemán) que aglutinara a todas las instituciones financieras oficiales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password