Apoyo condicionado de los legisladores justicialistas

Diputados y senadores del justicialismo condicionaron su apoyo legislativo al gobierno de Eduardo Duhalde a que las nuevas autoridades del Ministerio de Economía presenten un plan económico "razonable".

"Nos interesa el proyecto y no los nombres", le dijo el presidente del bloque de diputados del PJ, Humberto Roggero a uno de los operadores políticos del Ejecutivo que busca recomponer las relaciones entre ambos poderes.

Tanto Roggero como su par del Senado, José Luis Gioja, acordaron establecer un "límite" a las imposiciones del duhaldismo en materia de leyes para frenar la fuga se depósitos.

El bloque del oficialismo vivió como un chantaje que el Ejecutivo declarara un feriado bancario sin límite hasta tanto el Congreso no sancionara los leyes que necesitaba Economía. "Fue un apriete que no podíamos tolerar", reveló un vocero de la bancada peronista. Según fuentes del bloque, el desmoronamiento del Plan Bonex que impulsaba el ex ministro Jorge Remes Lenicov tuvo lugar ayer en una reunión que celebraron las autoridades del PJ y el ex viceministro de Economía Jorge Todesca.

En ese encuentro, el justicialismo planteó que aprobarían el Plan Bonex, que previamente debía discutir el Senado, si Economía admitía una cláusula que obligaba a los bancos a garantizar a los ahorristas la devolución del 10% del dinero encerrado en el "corralito", un monto cercano a los 4.100 Millones de pesos.

"Es inadmisible", respondió Todesca y ante esa respuesta las autoridades del bloque decidieron replegarse a la espera de otra propuesta del Ejecutivo.

En contra del proyecto oficial, también jugó la situación de angustia y miedo que debieron vivir ayer los legisladores acosados por los ahorristas que custodiaban celosamente las salidas del Palacio y agredían a quien se presumía relacionado con el Congreso.

Los diputados consideraron que el ministro del Interior, Rodolfo Gabrielli, y el secretario de Seguridad, Juan José Alvarez, fueron "responsables" de la situación y se acordó como condición a toda sanción que ambos funcionarios renunciaran, indicó un colaborador de la mesa de conducción del justicialismo. Pese a todo, los legisladores del PJ ofrecieron al gobierno un plan de cuatro puntos. La propuesta planteaba un tipo de cambio fijo a los niveles de Brasil (2,5 pesos por dólar), devolución de los depósitos según el cronograma fijado al 2003, pago de los fondos obtenidos a través de recursos con sentencias firmes y el estricto compromiso del gobierno en que no se avanzaría con un nuevo Plan Bonex ni con el CER, en los términos que rige actualmente.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password