Debaten la caducidad de los mandatos

Un docena de diputados del justicialismo procurará esta semana realizar una sesión especial para abrir el debate sobre la necesidad de la caducidad de los mandatos que permitan una renovación total de las 257 bancas del cuerpo legislativo en las próximas elecciones nacionales, pero es poco probable que pueda prosperar esa iniciativa por los reparos políticos y constitucionales que han aflorado sobre la iniciativa.

La propuesta nació a partir un proyecto presentado por el diputado peronista tucumano Ricardo Falú, y fue respaldado por un heterogéneo grupo de diputados del PJ que responden a diferentes vertientes del justicialismo a nivel nacional, como los gobernadores Néstor Kirchnner y Carlos Reutemann y a otros que no tienen un alineamiento interno. Los diputados que promueven esta discusión son el mendocino Arturo Lafalla; los entrerrianos cercanos a Jorge Busti, Blanca Osuna y Teresa Ferrari; los santacruceños Sergio Acevedo, Mónica Kuney y Omar Canevarolo; los santafesinos Julio Gutiérrez y Angel Baltuzzi; el tucumano Falú; el porteño Gerardo Conte Grand y el bonaerense Ricardo "Lolo" Gómez.

Falú dijo estar dispuesto a dar el debate "constitucional" acerca de su propuesta de que los legisladores voten una ley que haga caducar todos los cargos electivos de la Argentina. "Desde el punto de vista constitucional, estoy dispuesto a dar el debate, aunque realmente me parece una discusión menor el hecho de si nosotros (los legisladores) podemos o no podemos cancelar nuestros mandatos", señaló el diputado tucumano.

Falú consideró que existen "tres salidas" a la actual crisis de legitimidad de la clase dirigente: "La renuncia que no soluciona nada porque es cambiar un caos por otro caos; la reforma a la Constitución que tampoco sirve porque demandaría un año; y la que yo propongo, que es que colectivamente pongamos a disposición el cargo con lo cual cancelamos el mandato y solucionamos el tema de los suplentes".

Por su parte, el constitucionalista Rafael Bielsa aseguró que "la idea (de que caduquen los mandatos) más que buena es indispensable, porque el reclamo de la sociedad de caras nuevas y compromisos nuevos es unánime", aunque dijo que habría que analizar cuándo debe hacerse. En este sentido, Bielsa señaló en declaraciones radiales que "hay que pensar muy bien el momento en que se hace esto, para que no sea el remedio peor que la enfermedad".

Consideró, al respecto, que "si esto se hiciese ya, sería altamente negativo para el país".

"En mi caso, no soy capaz de imaginarme siquiera una campaña electoral con gente sonriendo y sacándose fotos y prometiendo cosas en medio de la desolación colectiva", añadió.

A su vez, el titular de Nueva Dirigencia, Gustavo Beliz, se sumó a quienes reclaman elecciones anticipadas "para todos los cargos del país y de una sola vez".

"Cuanto antes se convoque a elecciones será muchísimo mejor. Además tienen que ser para todos los cargos del país, de una sola vez y sin lista sábana", opinó Beliz.

El dirigente, quien se encuentra disputando una banca en el Senado de la Nación con el diputado socialista Alfredo Bravo, causa que se encuentra en la Corte Suprema de Justicia, se pronunció de ese modo en una entrevista concedida a una radio porteña. Beliz justificó su postura al considerar que "el Gobierno, cada día que pasa, agrava más la situación de la Argentina tomando medidas equivocadas y llevando adelante políticas que son muy irresponsables".

Además, dijo que es necesario que se produzca un "cambio generacional" en la dirigencia política y en esa línea criticó a legisladores como Raúl Alfonsín que "parecen carcamanes encaramados en un lugar de poder tomando decisiones muy negativas".

El debate sobre la renovación de todos los cargos se encuentra instalado en la sociedad desde que estalló la crisis política en diciembre último, y en los últimas semanas se reactualizó cuando el gobernador José Manuel de la Sota, Kirchner y Reutemann se pronunciaron a favor de la elección de todos los puestos ejecutivos y legislativos en las próximas elecciones. Sin embargo, el proyecto de Falú de caducidad voluntaria de mandatos despierta rechazos políticos y jurídicos desde el propio justicialismo y el radicalismo, porque obvia el camino de una reforma constitucional que la mayoría de estos dirigentes considera indispensable para poder producir una renovación total de los cargos.

El proyecto propone que cada legislador exprese su conformidad para declarar caduco su mandato y exhorta a realizar esta medida al Senado -donde hay un proyecto similar de Jorge Busti-, a los legisladores provinciales y municipales.

Los promotores del debate saben que no juntarán más de 70 diputados en la sesión especial que han pedido para mañana, pero afirman que su objetivo es instalar una discusión política sobre la necesidad de que todos los dirigentes revaliden sus títulos en las próximas elecciones ante la crisis de legitimidad.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password