Duhalde analizó con sus diputados el adelantamiento de elecciones

El presidente Eduardo Duhalde se reunió con alrededor de 60 diputados del justicialismo para analizar si será necesario modificar la ley de Acefalía y sobre el dictamen que daría la Cámara baja la próxima semana para flexibilizar los requisitos para conformar partidos políticos.

Duhalde, acompañado por el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof y el ministro de Interior, Jorge Matzkin, inició minutos después de las 20.30 el encuentro con los legisladores del PJ, en el quincho de la residencia de Olivos.

Entre los principales legisladores se encontraban el titular de diputados, Eduardo Camaño, el presidente del bloque del PJ, Humberto Roggero y los diputados Saúl Ubaldni e Irma Roy entre otros.

La reunión obedece a que la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados procurará emitir dictamen la próxima semana de un proyecto para flexibilizar los requisitos para conformar partidos políticos, así como facilitar la presentación de las candidaturas de cargos electivos. La decisión fue adoptada en una reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde también se evaluaron otras iniciativas para establecer medidas instrumentales en las próximas elecciones.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Juan Manuel Urtubey (PJ-Salta), dijo que se buscará emitir un dictamen consensuado para modificar la ley de Partidos Políticos, tendiente a disminuir las condiciones para la conformación de agrupaciones políticos.

El gobierno aseguró que las elecciones del 30 de marzo de 2003 se instrumentarán con "el consenso del Congreso y de las fuerzas políticas", mientras que ya comenzó el debate sobre la posibilidad de que caduquen todos los mandatos de cargos electivos para producir una renovación total de legisladores y gobernadores.

El ministro del Interior, Jorge Matzkin, aseguró que el proceso de instrumentación electoral "se efectuará con el consenso del Congreso y las fuerzas políticas" y dijo que las elecciones fortalecen al gobierno porque "le dan previsibilidad al sistema político, de la misma manera que se ésta avanzando en el área económica y social". Para Matzkin "no es necesario una legislación adicional, pero si así resultare ya se han expresado los líderes políticos del Congreso que están dispuestos a facilitar la decisión".

"No habría inconvenientes desde el punto de vista legal", interpretó el titular de la cartera política, y precisó que el gobierno cuenta con informes favorables de constitucionalistas.

Sin embargo, reconocidos especialistas como Ricardo Gil Lavedra, Gregorio Badeni y Daniel Sabsay advirtieron que el adelantamiento de la fecha de elecciones no sería viable sin la intervención previa del Congreso, que debería modificar la ley de acefalía.

El ex ministro de Justicia de De la Rúa dijo que "es necesario la intervención del Congreso, ya que la Constitución le da amplias facultades en el caso de la acefalía absoluta para establecer quién es el reemplazante del Presidente".

"El mandato de Duhalde era hasta diciembre del 2003 por voluntad del Congreso. Un adelantamiento de este período y una finalización del período anterior es facultad del Congreso y no puede ser reemplazado por un decreto del Ejecutivo", dijo Gil Lavedra.

Para Gregorio Badeni, "lo que hizo Duhalde seguramente es una propuesta que no se puede llevar a cabo si previamente no se modifica la ley de acefalía".

"Mientras no se modifique esa ley por una decisión mayoritaria de los diputados y senadores, la renuncia de Duhalde al cargo determinará que el nuevo Presidente sea elegido por asamblea", añadió.

Para Matzkin, por ahora se renovará el Poder Ejecutivo "en la figura del Presidente" y el resto "es un hecho que le corresponde al Congreso Nacional".

"Más allá de las voluntades y deseos veo la imposibilidad jurídica y práctica de poder llevarse adelante" una renovación total de los cargos legislativos, dijo y agregó que la única manera sería "una reforma de la Constitución, circunstancia que no creo que tengamos tiempo, ni posibilidades de hacerlo, o una renuncia colectiva que no observo voluntad unánime".

Los gobernadores del PJ salieron en bloque a respaldar el adelantamiento de las elecciones anunciado por Duhalde y se pronunciaron a favor de "la renovación de todos los mandatos políticos actuales" el mismo 30 de marzo, junto a los comicios para presidente y vice. Los 14 gobernadores justicialistas expresaron su respaldo al nuevo cronograma electoral a través de una declaración en la que también apoyaron "la ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias para la elección de candidatos", que tras el anuncio de Duhalde será puesta en práctica el próximo 24 de noviembre.

Los mandatarios peronistas firmaron la declaración tras una reunión que mantuvieron en la porteña Casa de Formosa, donde se enfrascaron en una dura discusión en torno a la conveniencia de la nueva fecha para la elección presidencial, a la que muchos consideraron "demasiado lejana en el tiempo".

Al término de la reunión todos acordaron apoyar el cronograma anunciado por Duhalde, pactaron no hacer declaraciones públicas cuestionándolo y coincidieron en la necesidad de no planteárselo tampoco al Presidente en una entrevista posterior que tuvo lugar en la residencia de Olivos.

Los mandatarios justicialistas también acordaron garantizarle al ex presidente Carlos Menem que nadie bloqueará legalmente su candidatura y avanzaron en la integración de una comisión de acción política que definirá las "reglas de juego" de la interna, para la que ya hay anotados al menos cuatro postulantes. Es que además de Menem aspiran a convertirse en candidatos a presidente por el PJ el puntano Adolfo Rodríguez Saá, el santacruceño Néstor Kirchner y el salteño Juan Carlos Romero.

El principal problema que se les presenta a los mandatarios es cómo hacer coincidir las elecciones para presidente y vice con la de los demás cargos -gobernadores, legisladores nacionales y provinciales, y concejales- tras el pronunciamiento que hicieron en favor de la "renovación de los mandatos políticos actuales". En la declaración, además, los gobernadores justicialistas ratificaron "plenamente su apoyo a la ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias para la elección de candidatos, porque la misma nos permitirá tener partidos políticos de los ciudadanos y no de propiedad de grupos dirigenciales".

Los mandatarios también señalaron que "el llamado anticipado a elecciones para elegir presidente y vicepresidente de la Nación efectuado por el Poder Ejecutivo Nacional refleja el deseo de la mayoría del pueblo argentino de ejercer su derecho a elegir y ser elegido, para sacar a la Patria de la grave crisis actual.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password