Juicio a la Corte: el PJ busca un acuerdo con la UCR

La sesión para tratar en la Cámara de Diputados el juicio político a los ministros de la Corte Suprema puede demorarse hasta la primera semana de agosto por las diferencias entre el justicialismo y el radicalismo ya que mientras el oficialismo quiere producir el debate esta semana, la oposición insiste en una demora de por lo menos quince días.

El presidente de la Cámara, Eduardo Camaño, intentará mañana conciliar en la reunión de Labor Parlamentaria entre los presidentes de los bloques políticos la fecha definitiva de la sesión para debatir el dictamen contra los supremos, a quienes se acusa de "mal desempeño" por la conducta que tuvieron en un conjunto de ocho causas. Camaño aseguró que insistirá ante los presidentes de bloques en la necesidad de debatir el dictamen porque este tema "hay que resolverlo a favor o en contra" y advirtió que es una cuestión muy delicada que "no puede seguir sin tener una definición".

Pero no será fácil para Camaño acordar una fecha porque el justicialista Carlos Alessandri ratificó que el PJ reafirmará su voluntad de pedir que se debata esta semana, mientras que el presidente del bloque de la UCR, Horacio Pernasetti quiere que se analice el juicio a la Corte en un plazo de quince días.

Las tratativas para consensuar una fecha se definirán en la reunión de Labor Parlamentaria de mañana a la noche, pero previamente habrá hoy una ronda de consultas de Camaño con los presidentes de los bloques para destrabar las diferencias sobre este tema.

Una de las alternativas que se barajan es abrir el miércoles la sesión con el tratamiento del proyecto de declaración que se refiere al conflicto en la Editorial Perfil y pasar a cuarto intermedio hasta la primera semana de agosto, pero ya incluido el tema de la Corte en el plan de labor, informaron fuentes parlamentarias.

Si bien la negociación será con todos los jefes de bancada, el verdadero árbitro es el radicalismo, que hoy tiene la llave para poder conformar el quórum que necesita el justicialismo para habilitar el debate de la acusación contra los ministros de la Corte. Los radicales han tenido una posición cambiante sobre esta cuestión, primero han pedido una sesión especial para el 3 de julio, luego se negaron a dar quórum la semana pasada, y ahora piden que este debate se produzca en un plazo de quince días, es decir en la primera semana de agosto.

En realidad, el justicialismo no puede armar el número de 129 diputados porque sólo tiene asegurada la presencia de 80 o 90 diputados, una veintena de provinciales, y seis cavallistas, ya que el resto del arco político, una docena de diputados disidentes del PJ encabezados por el santacruceño Sergio Acevedo; el interbloque del ARI, Izquierda Unida, y Frente para el Cambio sólo concurrirán cuando el oficialismo tenga garantizado el quórum.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password