Pignanelli insistió con la necesidad de frenar el goteo

El presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, aseguró el plan monetario está funcionando adecuadamente, pero advirtió que para mantener la estabilidad del sistema financiero se debe frenar el goteo de los vía amparos judiciales.

En un informe brindado a puertas cerradas ante una treintena de diputados, Pignanelli se mostró optimista sobre la marcha del programa monetario, aunque condicionó su estabilidad a que no surja ninguna alteración de las medidas que conforman parte de este programa.

El funcionario habló de que un acuerdo con el FMI permitirá la llegada de fondos frescos por 1.200 millones de dólares para ser destinados a financiar déficit provinciales y erradicar la emisión de cuasimonedas.

Pignanelli explicó que la apertura del corralito es posible, por ejemplo, porque en el último mes los ahorristas dejaron en los bancos entre un 25 y un 30 por ciento de los depósitos que podían haber retirado, según reveló el diputado justicialista Arturo Lafalla, quien participó del encuentro realizado en la Cámara baja.

Para el titular del Central, "esto evidencia que ha cesado la presión para retirar efectivo, porque los ahorristas pudiéndolo hacer no lo hacen". La explicación, según Pignanelli, es que durante julio "cedió la presión sobre el dólar, y ya no fue no fue negocio sacar efectivo del banco para sacar dólares".

Según Pignanelli, este indicador evidenciaría que "se puede abrir el corralito para cajas de ahorro y cuentas a la vista, que ese dinero no se dirija al dólar sino que vuelva a los propios bancos, en plazos fijos o cuentas corrientes".

Este paso no se daría aún por las divergencias que existen sobre el tema entre Economía y el Banco Central, según los dichos de Lafalla a Radio Diez.

Para Pignanelli, el país está "muy cerca" de un acuerdo con el el FMI a raíz de los "números favorables" que comenzaron a verse en la economía.

También volvió a insistir en que podría analizarse alguna alternativa para abrir el corralito, como lo hizo la semana pasada ante los senadores, con quienes también hoy mantuvo un encuentro reservado para analizar otro proyecto que preocupa al Central, que es el pago de deudas con títulos de la deuda.

Pignanelli señaló que el programa monetario se está cumpliendo "muy bien" porque se frenó la salida de depósitos, por primera vez en julio se han recuperado reservas, y la emisión se mantiene en los valores previstos, pero advirtió que se deben buscar una solución a los amparos.

Mientras tanto, el Congreso tiene en estudio un proyecto de ley que pone un freno definitivo a los recursos de amparo que benefician a ahorristas atrapados en el corralito y brega por la libre negociación entre los bancos y los depositantes, sin la intervención del Estado. Esta iniciativa, según trascendió, ya ha sido abordada por ahorristas, legisladores y funcionarios del Ministerio de Economía y del Banco Central.

Además de impulsar una negociación directa bancos-clientes, el proyecto también propicia la inmediata disponibilidad de fondos por medio de instrumentos financieros transferibles, que deberían contar con garantías internacionales y tasas de interés de acuerdo con los plazos acordados.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password