Fracasó la sesión en la Cámara alta

Una notable ausencia de senadores justicialistas hizo fracasar la sesión del Senado en la que estaba previsto debatir, como primer punto del plan de labor parlamentaria, el rechazo al veto del Poder Ejecutivo a la ley de elecciones internas abiertas.

La sesión fue levantada por el vicepresidente de la Cámara alta, Marcelo López Arias (PJ-Salta), no sin cierta polémica, ya que su compañero de bancada Eduardo Menem planteó su queja por el rigor con el que el legislador se apegó a cumplir con la hora de inicio de la reunión.

Los senadores pertenecientes al menemismo, 17 de los 20 radicales y cinco representantes de los partidos provinciales no superaron los 37 legisladores necesarios para que comenzara la sesión, por lo que el tema se postergó para la próxima semana. En total los asistentes fueron 34 senadores, contando a 12 de los 40 justicialistas que bajaron al recinto para tratar este rechazo al veto del Poder Ejecutivo en relación a la convocatoria a las elecciones abiertas.

En ese contexto, el menemismo y el radicalismo fueron los principales oradores de una sesión en minoría en la que destacaron la falta de predisposición de sus colegas para acercarse al recinto a tratar el proyecto. Eduardo Menem se quejó porque el vicepresidente de la Cámara, Marcelo López Arias “levantó la sesión en veinte minutos, cuando en la mayoría de los casos se espera una o dos horas para darla por fracasada”.

Además de Menem intentaron votar la insistencia sobre la ley que hace tres meses voto el Congreso, su comprovinciana, Ada Maza; los enterrianos Graciela Bar y Jorge Busti; la salteña Sonia Escudero; la pampeana Carmen Gómez de Bertone; la formoseña Azucena Paz y la tucumana Malvina Seguí. Completaron la lista de doce senadores del PJ que bajaron al recinto el chubutense Marcelo Guinle; el jujeño Guillermo Jenefes y el misionero Ramón Puerta. El ex jefe de gabinete, Jorge Capitanich (Chaco), llegó hasta el recinto pero no se sentó en su banca.

Las divisiones en el peronismo quedaron claras por las ausencias de los dos senadores por Santa Cruz, la esposa del gobernado, Cristina de Kirchner y Nicolás Fernández; los dos puntanos, que responden al proyecto de Rodríguez Saá, Liliana Negre y Raúl Ochoa; y los dos cordobeses, Beatriz Halak y Juan Maqueda.

Tampoco estuvieron el presidente de la bancada, José Luis Gioja (San Juan); el catamarqueño Luis Barrionuevo; los bonaerenses Antonio Cafiero y Mabel Muller, el rionegrino Miguel Pichetto; y los santafesinos Roxana Latorre y Oscar Lamberto.

Estos senadores están poco interesados en que se vote en contra de lo que dispuso el Poder Ejecutivo a través de los decretos, aunque algunos de ellos estarían dispuestos a sesionar la semana que viene en caso de que el menemismo insista con rechazar el veto del gobierno.

Una solución intermedia parece surgir de una propuesta que por la tarde el ministro del Interior, Jorge Matzkin, le habría acercado a Gioja. En ella se propone realizar la elección interna con dos padrones generales: uno, el de la interna peronista, que excluirá a los afiliados del radicalismo; y otro, de la UCR, en el que no figurarán los afiliados al PJ.

En caso de que no se llegue a una solución entre el gobierno y los candidatos, los senadores avanzarían la próxima semana en la votación del rechazo al veto del Poder Ejecutivo porque para muchos senadores del PJ “el tema no puede padecer más dilaciones”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password