Diputados rechazan aumento de tarifas

Diputados de distintas bancadas rechazaron la posibilidad de que se incrementen las tarifas de servicios públicos como solicitan las empresas prestadoras y exigieron que toda negociación en este sentido sea avalada por el Poder Legislativo.

El presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor de la Cámara baja, Jorge Bucco, adelantó que el bloque del PJ "rechazará aumentos en las tarifas de servicios públicos" y reclamó que "la discusión por los aumentos pase por el Congreso. El legislador cordobés opinó que "los argumentos que presentaron las empresas privadas solicitando un 50 por ciento de aumento en las tarifas son irreales y generarán un enorme impacto en el poder adquisitivo de los argentinos".

Bucco señaló también que "vamos a insistir con el proyecto de ley para que las resoluciones que adopte la Comisión Bicameral tengan carácter obligatorio y vinculante".

El diputado socialista Héctor Polino no sólo rechazó un aumento de tarifas sino que señaló que "los usuarios tenemos un crédito a nuestro favor creado con lo que las empresas han estado cobrando ilegalmente".

El radicalismo también se pronunció en contra de un aumento de las tarifas y propuso a través del ex ministro de Economía de la gestión alfonsinista Jesús Rodríguez que la Cámara de Diputados apruebe un proyecto de resolución para instalar jurídicamente que toda renegociación de tarifas deba contar con el aval de los legisladores.

La falta de acuerdo entre el justicialismo y el radicalismo frustró anoche en la Cámara de Diputados el debate sobre un proyecto de ley que convertía en vinculantes los dictámenes sobre renegociación de las concesiones de servicios públicos, donde se incluye la cuestión tarifaria.

A media hora de iniciar el debate en la sesión y tras exponer sus diferentes posturas el justicialista Pablo Fontdevilla y el radical Carlos Courel, el presidente de la Cámara Eduardo Camaño planteó que era muy difícil avanzar en la ley sin un consenso político.

Los bloques mayoritarios concordaron en la necesidad de crear la comisión con carácter vinculante, pero difirieron en los mecanismos de control, veto y supervisación que tendrá en la renegociación de los contratos entre el Poder Ejecutivo y las privatizadas. Pablo Fontdevila aclaró que "el Congreso no va a renegociar los contratos, pero una vez que esté concluida la negociación, corresponde al Congreso intervenir en forma previa y vinculante para la aprobación de lo actuado por el Ejecutivo".

Fontdevila recordó que "en el pasado los marcos regulatorios rara vez llegaron al Congreso y se demostró luego que aquello aprobado por el Congreso, funcionó mejor".

En concreto, la propuesta del justicialismo es que los contratos renegociados "deberán ser remitidos en los diez días de suscriptos para su aprobación".

El PJ también propuso que la comisión bicameral "coordine su labor de control con las comisiones permanentes de ambas Cámaras y con las comisiones competentes".

El tucumano Carlos Courel se quejó de que "esta comisión debe tener facultades más amplias que las propuestas por el PJ".

El diputado del ARI Héctor Polino, ante las divergencias entre los numerosos proyectos, mocionó que la discusión se traslade a las comisiones para consensuar una postura. La propuesta de Polino fue aprobada, y de este modo, durante la semana, los diputados intentarán acercar posiciones para llegar al recinto con un proyecto unificado.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password