Banqueros negaron haber recibido pedidos de coimas

Tres banqueros negaron ante la Justicia haber participado de reuniones en las que se investiga si algún senador pidió coimas para frenar la sanción de una ley que perjudicaría los intereses de los bancos.

Juan Etchegoyen (Banco Galicia), Julio Macchi (Banco de Valores) y Guillermo Cerviño (Comafi) negaron ante el juez Claudio Bonadío conocer la supuesta extorsión de la que habría sido víctima un grupo de banqueros, según publicó el diario londinense Financial Times.

Fuentes allegadas a la investigación precisaron que los tres banqueros coincidieron en asegurar que "se enteraron por los diarios" del supuesto pedido de coimas al que hizo referencia el periodista Thomas Catan el 22 de agosto pasado.

En ese artículo se dio cuenta de la existencia de una reunión en la que banqueros le manifestaron a los embajadores de Estados Unidos, James Walsh, y del Reino Unido, Robin Christopher, su preocupación porque "personas allegadas" al Senado les habrían exigido dinero a cambio de paralizar el tratamiento de una Ley.

En tanto, trascendió que la senadora justicialista Malvina Seguí, una de las denunciantes de la causa, propondrá en los próximos días una serie de medidas de prueba. En ese sentido, Seguí sufrió un revés al quedar rechazada la recusación que presentó contra la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Cristina Fernández de Kirchner (PJ-Santa Cruz), quien ratificó sus declaraciones formuladas el último fin de semana, en las que dijo conocer al existencia de un rumor que hablaba sobre un supuesto video en la que constaba el pedido de coima, pero aclaró que en ningún momento mencionó a Seguí.

"Yo soy la rehén política del malentendido por el cual ABA no hizo las aclaraciones necesarias", aseveró Malvina Seguí ante la presencia del titular de la Asociación de Bancos de Argentina (ABA), Mario Vicens, que concurrió a la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta.

Además, cuando el clima del encuentro se recalentaba luego de un virtual interrogatorio al que Seguí sometió a Vicens, la senadora se quejó por haber sido transformada en una "rehén política" y aseguró que desde "hace seis días" se convirtió en "la principal sospechosa de la Argentina".

El broche final de esta situación quedó coronado cuando Seguí, visiblemente ofuscada y molesta por las respuestas del titular de ABA, se paró, comenzó a dirigirse hacia el lugar en el que se encontraba sentado Vicens, y, tras decir que estaba "cansada de soportar agravios", se retiró intempestivamente de la reunión.

Tras una serie de preguntas -que incluyó también a otros puntos-, fue que la senadora Seguí se retiró abruptamente de la reunión, para luego retornar al Salón de Lectura tras la partida de Vicens, cuando la Comisión de Asuntos Constitucionales continuó el encuentro. En este tramo de la jornada, Seguí mantuvo un fuerte contrapunto con la presidenta de la Comisión, la senadora Cristina Kichner. De hecho, el malestar de Seguí para con la senadora santacruceña hizo que la legisladora por Tucumán planteara el miércoles en el recinto del Senado una "recusación" contra Fernández de Kirchner con la intención de desplazarla de la presidencia de la Comisión de Asuntos Constitucionales frente al abordaje de la denuncia sobre presuntos pedidos de coimas.

Cuando la senadora planteó nuevamente en el Salón de Lectura esta cuestión, Kirchner pidió que no se utilizara el ámbito del Senado para ventilar cuestiones personales como si se tratara una charla de café, y además planteó que la figura de la recusación no se encuentra contemplada en el reglamento del cuerpo.

Volviendo al titular de la Asociación de Bancos de Argentina, Mario Vicens, este se comprometió a convocar a un plenario de la entidad para que cada uno de los titulares de bancos que la integran se pronuncien sobre si existieron o no supuestos intentos de sobornos por parte del Senado para trabar la sanción de una ley.

En el marco de una reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales y a instancia de pedidos planteados por algunos legisladores, Vincens prometió además enviar por escrito el acta correspondiente a ese plenario con el fin de que quede registrada "fehacientemente" la posición expresada por cada uno de los banqueros miembros de ABA.

De todas maneras, Vicens se encargó de señalar que no le constaba ni conocía la existencia de "ningún pedido de coima" por parte de legisladores, aunque reconoció que no había consultado "formalmente" a los integrantes de ABA y que sólo había dialogado "informalmente" con ellos.

"Contesto en relación con que en el ámbito de ABA o que través de ABA haya habido un pedido de soborno", aseveró Vicens, ante lo cual surgió un pedido expreso de Jorge Capitanich (PJ) y de Raúl Baglini (PJ) en el sentido de que cada uno de los bancos que integra la entidad expresen "fehacientemente" si recibieron o no algún pedido de sobornos por parte de legisladores o asesores. Durante la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el titular de ABA tuvo que escuchar planteos de legisladores de distintos bloques que cuestionaron a la entidad por no tener una "actitud de colaboración para el esclarecimiento" de las denuncias sobre presuntos pedidos de coimas.

Mientras tanto, dos senadoras nacionales entregaron al juez federal Claudio Bonadío el registro de la mesa de entradas de la Cámara alta desde el 2000 hasta hoy para que se investigue quién y para qué visitó el Palacio legislativo.

Las senadoras radicales por Chubut, Marta Raso, y Chaco, Miriam Curletti, incautaron esa documentación en el marco de la causa que investiga una denuncia por presuntos pedidos de "coimas" a banqueros extranjeros para frenar la sanción de leyes que podrían perjudicarlos.

Bonadío recibió pasadas las 18 cuatro cajas con los registros, que trasladaron en dos automóviles las senadoras hasta la sede tribunalicia de Comodoro Py 2002, barrio porteño de Retiro. "Hemos venido a entregar la documentación incautada ayer por resolución emitida y sancionada en la sesión, donde se nos solicitó proceder con esto y por ello trabajamos toda la noche", explicaron las senadoras.

El objetivo, aseguraron, es "que el juez pueda investigar cada visita hecha al Senado y en carácter de qué fue hecha".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password