Los jueces defienden sus jubilaciones

Los magistrados y funcionarios del Poder Judicial realizaron una enfática defensa de su régimen previsional, durante una nueva reunión del plenario de siete comisiones que analiza la derogación de las denominadas jubilaciones de privilegio.

Un ejemplo del tenor del encuentro es la afirmación del ex juez de la Corte Suprema de Justicia Jorge Bacqué, quien dijo que "la hubiera pasado muy mal" si tras finalizar su actuación como magistrado no hubiese recibido jubilación o ésta se encontrase limitada a 3.100 pesos, como establece el proyecto sometido a debate.

Al comienzo de la reunión, desarrollada en el Salón Azul de la Cámara alta, el senador Carlos Prades, presidente de la Comisión de Justicia, defendió el privilegio de los jueces por considerar que una modificación "podría producir afectación de los derechos".

"Sólo con seguridad jurídica a los argentinos les puede ir bien. Estoy convencido de que hay que actuar con prudencia y razonabilidad, pero también con equidad", remarcó el legislador anticipando su votó en contra de lo que aprobó la Cámara de Diputados.

En representación de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Juan Carlos Fernández Madrid, señaló que "no tenemos una jubilación de privilegio; es un régimen especial que tiene quien trabaja en la Justicia". Para el magistrado "la derogación de la ley significaría la caida de todas las subrogancias que se están ejerciendo en este momento".

Por su parte, el ex integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Jorge Bacqueé, consideró que "la media sanción de Diputados se realizó atendiendo a lo que pidió la opinión pública", pero consideró que "la ciudadanía no se vio concretada en nada significativo".

"Nadie analizó seriamente los regímenes jubilatorios ni analizó la doctrina de la Corte ni los antecedentes de la Corte de los Estados Unidos", argumentó.

La ronda de consultas -que el Senado inició el martes pasado- continuará hoy a las 10 con la presencia de representantes del círculo de ministros, secretarios y subsecretarios del Poder Ejecutivo Nacional y, a las 11, con la concurrencia de miembros de organismos de ciencia y técnica.

"La derogación es de gravedad institucional por cuanto la independencia del Poder Judicial también se implementa rodeando a funcionarios y magistrados de condiciones que posibiliten su dedicación exclusiva", afirmó Lilia Maffei de Borghi, jueza de la Cámara Federal de Seguridad Social, quien consideró que el régimen para magistrados "no merece ser conceptuado como de privilegio, porque se exigen severos requisitos", como 20 años de aportes y 60 años de edad y retenciones del 12 por ciento del ingreso "mayores que los exigidos al régimen general".

En tanto, en los primeros dos plenarios que las comisiones realizaron para analizar el proyecto aprobado en Diputados, que deroga las jubilaciones de privilegio, los senadores escucharon al secretario de Seguridad Social, Alfredo Conte Grand, y luego a representantes del servicio exterior.

Por último, la jueza Maffei de Borghi anticipó que en caso de derogar el régimen jubilatorio de la Justicia se generarían una serie de recursos judiciales y que "casi seguro que los fallos serán adversos".

"La derogación de la ley 24.018 (Régimen de jubilación de jueces y funcionarios de la Justicia) será más onerosa para el estado que su mantenimiento", concluyó la magistrada.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password