El miércoles se definiría la pulseada por la Corte

La suerte del juicio político a la Corte Suprema de Justicia quedará sellada este miércoles, cuando en una pelea voto a voto entre el oficialismo y la oposición se defina si el dictamen acusatorio quedará latente con su vuelta a comisión o si el enjuiciamiento a los nueve ministros será definitivamente sepultado.

En este escenario, tanto el oficialismo por un lado como la UCR, el ARI, el Frepaso y los bloques de izquierda por el otro jugarán sus cartas para imponerse en la compulsa: el oficialismo buscará rechazar explícitamente el juicio político y la oposición intentará dejarlo latente con el retorno a comisión del dictamen.

Claro que para llegar a este punto luego del cuarto intento fallido del oficialismo de debatir el dictamen acusatorio en el recinto tuvo que mediar un acuerdo con la UCR, por el cual el radicalismo se comprometió a dar quórum este miércoles para someter a votación, en primer término, una moción que propone el regreso del dictamen a la Comisión de Juicio Político.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño, reclamó una definición en el juicio político, porque "un país serio no puede tener a la totalidad de sus integrantes en jaque", y admitió que hasta ahora "no hay voluntad" política para votar la acusación contra los ministros del máximo Tribunal. El diputado se mostró seguro que el miércoles próximo se realizará la sesión sobre el juicio a la Corte, y afirmó que son "pocos serios" algunos aspectos de la acusación por lo que consideró que "será muy difícil" alcanzar los dos tercios necesarios.

El presidente de la Cámara reafirmó su convencimiento de que el miércoles se podrá realizar el debate para que los diputados se expidan sobre el juicio político, porque "un país serio no puede tener a nueve integrantes de la Corte en jaque". La confianza de Camaño no es sólo que habrá quórum sino que el justicialismo, junto a provinciales y cavallistas, ganará la compulsa a los impulsores de la acusación -peronistas disidentes, radicales y del ARI- que quieren girar nuevamente a comisión los dictámenes.

Camaño apuntó que su optimismo se basa "en las conversaciones" mantenidas con representantes de las distintas fuerzas políticos, y pronosticó que esa deliberación se "demorará uno, dos o tres días de acuerdo a la duración del debate".

La acusación contra los nueve ministros de la Corte Suprema que se podría tratar el miércoles está estructurada en nueve dictámenes que corresponden uno a cada juez, donde se detallan los cargos que tienen en su contra. Si bien a todos los miembros del tribunal se los imputa con algún grado de responsabilidad, los ministros de la denominada "mayoría automática" Julio Nazareno, Guillermo López, Antonio Boggiano, Eduardo Moline O'Connor y Adolfo Vázquez tienen cargos en contra en todas las causas investigadas por la comisión.

El debate central se hará -siempre que triunfe la posición del PJ- en base al dictamen donde se pide juicio político al presidente del tribunal Nazareno porque es quien acumula la mayor cantidad de cargos (44), pero la votación para determinar si se aprueba o se rechaza la acusación se hará juez por juez. Allí, los diputados deberán terminar si consideran que hay motivos para acusar a los ministros por su conducta en ocho causas emblemáticas, las sentencias del corralito, el desvío de armas, la habilitación de Raúl Romero Feris como candidato a gobernador y el traspaso de la causa Moneta de la justicia mendocina a la Capital Federal.

La investigación abarca también la declaración de inconstitucional el inciso 4 del articulo 99 de la Constitución que obliga a los jueces mayores de 75 años a pedir autorización al Senado para seguir en el cargo, la no aplicación de la ley de Etica Publica en cuanto a la difusión de sus declaraciones juradas, y el manejo administrativo del tribunal.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password