Negocian contra reloj para tratar leyes

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño, iniciará negociaciones contra reloj con las principales bancadas parlamentarias para llevar mañana al recinto dos leyes económicas pedidas por el Gobierno y que son parte del compromiso con el Fondo Monetario Internacional.

Precisamente el Palacio de Hacienda concentró la atención en el Congreso donde esta semana se deben debatir las leyes impositivas que necesita el Gobierno para cerrar las metas fiscales. La expectativa está puesta en la suerte que correrá el mini-paquete impositivo que le permitirá al Gobierno ahorrar 500 millones de pesos y alcanzar la pauta fiscal acordada con el FMI.

El Gobierno espera que a la brevedad el Congreso sancione la ley que establece que el impuesto a la transferencia de combustible (ITC) -que se reparte entre las provincias- se transforme en un porcentaje y no una suma fija, y que se reduzca del 35 al 30 por ciento la alícuota del impuesto a las ganancias. En el segundo caso, la rebaja implicaría gravar otras actividades -como los reintegros por exportaciones- porque en el Ministerio de Economía consideran que de esa manera no se afectaría la recaudación.

Con la dispersión que sufre el bloque oficialista derivada de la interna presidencial, el oficialismo estima que cuenta con alrededor de 80 legisladores y que deben partir de allí para iniciar una negociación, en especial con el bloque radical de 65 diputados.

Las conversaciones apuntan además a acordar con el Interbloque Federal, que reúne a 23 diputados que representan a partidos provinciales. Sin embargo, desde el bloque radical ya advirtieron que no trataran las leyes hasta tanto el Gobierno no dé marcha atrás en algunos vetos al presupuesto impuesto en diciembre del año pasado.

En la lista que los radicales exigen rever, incluyen el veto a la protección arancelaria del azúcar y las partidas para obras hídricas y rutas en las provincias.

Así lo ratificó el diputado radical por Jujuy Miguel Giubergia, quien además insistió en que Lavagna aclare los anexos al acuerdo con el FMI que fueron "ocultados" y que el ministro reconoció que existían ante legisladores del PJ la semana pasada.

Con todo este panorama por delante, el diputado radical manifestó que "no se siente optimista" con respecto a la sesión del miércoles, ya que para el bloque "no están dadas las condiciones" para bajar al recinto.

Los 30 legisladores que responden al ex presidente y ahora candidato del PJ Carlos Menem, agrupados en el bloque Azul y Blanco, ya dieron la semana pasada pruebas de su oposición a cualquier ley que gire Economía, al emitir un proyecto de resolución muy critico contra su titular, Roberto Lavagna.

Quienes también manifestaron sus dudas con respecto a que se llegue a sesionar esta semana fueron los integrantes del Interbloque Federal, ya que a través del diputado Alberto Natale expresaron que "será difícil" que se pueda discutir los proyectos en el recinto mañana, principalmente por los desacuerdos dentro del "oficialismo".

Camaño acordó reunirse hoy con el presidente del bloque de diputados radicales, Horacio Pernasetti, y con Natale, por el Interbloque Federal, y para discutir los aspectos técnicos el titular de la Cámara baja estará acompañado por el secretario de Hacienda, Jorge Sarghini.

Voceros parlamentarios estimaron que la urgencia que tiene el Gobierno en cumplir con el FMI podría ser la clave para que la UCR se lleve alguna de las exigencias que planteó a cambio para dar quórum y destrabar la sesión.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password