El Senado derogó las leyes de competitividad

El Senado derogó las leyes de competitividad a partir del 31 de marzo, aunque facultó al Poder Ejecutivo para que exceptúe a las actividades no exportadoras, como los medios de comunicación y los transportes.

La Cámara alta también aprobó un proyecto para aplicar el impuesto a las Ganancias al reintegro por exportaciones, en una norma que regirá hasta el 31 de diciembre de este año.

La primera -y única- sesión extraordinaria de este año comenzó por la mañana con la jura de Jorge Montoya como reemplazante de Juan Carlos Maqueda, quien emigró hacia la Corte Suprema de Justicia. En la reunión extraordinaria, la Cámara de Senadores aprobó las dos leyes impositivas impulsadas por el Gobierno con modificaciones, aunque consiguió avanzar un paso más para la instrumentación de las normas que el Gobierno comprometió ante el Fondo Monetario Internacional.

El proyecto para rebajar del 35 al 30 la alícuota del impuesto a las Ganancias en compensación por la prohibición de calcular el ajuste por inflación en los balances de las empresas quedó postergado por las diferencias que existen dentro del justicialismo y del radicalismo.

La sanción de estas iniciativas impositivas son clave para el gobierno nacional a fin de tener una recaudación adicional superior a 800 millones de pesos y cumplir con los compromisos asumidos ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), que esta semana realizó un primer monitoreo de las metas fiscales.

De todas manera, el oficialismo parece tener el camino allanado para contar con las leyes antes de la segunda quincena de marzo, aunque esta vez sólo haya obtenido en el Senado la aprobación con modificaciones de los dos proyectos que había en ese ámbito parlamentario. Estos cambios en los dictámenes de derogación de ley de Competitividad y de Ganancias sobre los reintegros de las exportaciones difícilmente podrán ser alterados por los diputados, teniendo en cuenta que fueron aprobados con el respaldo de los dos tercios de los senadores.

El proyecto de ley de Competitividad votado en la Cámara alta establece que el 31 de marzo caducan la totalidad de los convenios firmados entre el gobierno y empresas de 45 actividades de la producción en la gestión del ex presidente Fernando de la Rúa.

Al amparo de la ley de facultades delegadas al Poder Ejecutivo el ex ministro Domingo Cavallo firmó miles de convenios de competitividad, por el cual se otorgaron diferentes beneficios fiscales a cada actividad, como pagar algunos tributos a cuenta de IVA o ganancias.

Según el senador Oscar Lamberto "se autorizó el disparate de tener cincuenta y siete mil planes de competitividad porque cada cual tenía su plan, con lo cual se aumentó el déficit porque eran disminuciones fiscales, y por otro se desordenó la administración fiscal porque eran imposible de controlar".

"La salida inevitable de la convertibilidad hizo innecesario la mayor parte de los planes de competitividad, derogarlos es una decisión de sentido común, trae orden a la administración y mejora los ingresos", apuntó el economista santafesino.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, el justicialista Carlos Verna, detalló los cambios incorporados por los senadores y apuntó que "se derogan con fecha al 31 de marzo los convenios de competitividad", pero se delega en el Poder Ejecutivo la posibilidad de mantener esos beneficios en algunas actividades. En ese sentido, el dictamen votado por los legisladores de la Cámara alta faculta al Poder Ejecutivo por el término de 180 días a dejar sin efecto "cuando las situaciones de crisis así lo aconsejen" la aplicación del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta en las actividades de la economía con fuerte incidencia social.

También el Gobierno podrá autorizar a computar como pago en el IVA los pagos efectuados a la sociedades de gestión colectiva (son asociaciones de escritores, actores, y autores, entre otros) y la posibilidad de que el transporte pueda computar a cuenta de IVA o Ganancias el Impuesto a la Transferencia del Combustible en el gasoil.

Los aspectos centrales de las iniciativas sancionadas por el Senado son las siguientes:

COMPETITIVIDAD

– Se derogan los planes de competitividad firmados durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

– Los convenios de competitividad dejarán de regir el 31 de marzo.

– El gobierno estará facultado por 180 días para suspender el pago del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta en determinadas actividades económicas con incidencia social.

– El gobierno podrá autorizar computar como pago a cuenta del IVA a las Sociedades de Gestión Colectiva relacionados con el arte.

– Se faculta al Poder Ejecutivo a computar como pago a cuenta del impuesto a las Ganancias y/o del valor agregado en el ITC contenido en las compras del gasoil.

– La desgravación de ganancias o IVA en el ITC del gasoil se aplicarará al transporte.

– Se anula la disposición de Diputados que eliminó la posibilidad de desgravar el pago de la tasa al Comfer del IVA.

GANANCIAS A LOS REINTEGROS A LAS EXPORTACIONES

– Se suspende la eximición del pago de Ganancias sobre los reintegros a las exportaciones.

– La suspensión se mantendrá hasta el 31 de diciembre de 2003.

– Se incluye en la suspensión a los reembolsos de productos exportadores de puertos patagónicos.

COMBUSTIBLES

Los puntos centrales del proyecto de reforma al ITC discutidos en Diputados son los siguientes

– Se transforma la tasa fija que se cobra en el impuesto a los combustibles en una alícuota porcentual.

– La tasa se calculará en base al precio de refinería.

– La alícuota en las naftas será del 64 por ciento (hoy es de 53 centavos).

– La alícuota en el gasoil será del 22 por ciento (hoy es de 15 centavos).

– Se grava a los solventes y aguarrás con la alícuota de las naftas para evitar maniobras de evasión.

– El impuesto se podrá cobrar a los intermediarios en el caso de empresas vinculadas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password