Menem y Kirchner definirán la elección presidencial en un ballotage

Las elecciones presidenciales se definirán en un ballotage dentro de tres semanas, el próximo 18 de mayo, entre los candidatos peronistas Carlos Menem y Néstor Kirchner, que expresan dos modelos distintos de país a pesar de poseer una misma identidad partidaria.

Menem ganó ayer la primera vuelta con el 23,92 por ciento de los votos, pero no le alcanzó para evitar el ballotage porque Kirchner llegó segundo con el 21,82 de los sufragios, sobre el 90 por ciento de las mesas escrutadas oficialmente en todo el país. Para ganar en primera vuelta, alguno de los candidatos presidenciales debería haber obtenido el 45 por ciento de los votos o bien el 40 por ciento y 10 puntos porcentuales de diferencia sobre el segundo, pero hoy la elección quedó bastante lejos de esas cifras.

Es que se registró una fuerte fragmentación del voto debido a la variada oferta electoral, que incluyó a Ricardo López Murphy (16,73 por ciento de los votos), Elisa Carrió (14,43 por ciento) y Adolfo Rodríguez Saá (13,92 por ciento).

Sin embargo, Menem habló desde su búnker del Hotel Presidente y sostuvo que la segunda vuelta "será nada más que un trámite formal".

"Siento una satisfacción por este triunfo innegable; por el apoyo a esta propuesta de cambio que hemos puesto en marcha hace más de un año y medio", enfatizó. Previamente brindó una conferencia de prensa en la que remarcó su confianza de cara a la segunda vuelta y criticó al actual presidente de la Nación, Eduardo Duhalde, y a Kirchner.

"Les quiero recordar a los que tanto me criticaron y difamaron que este candidato y actual presidente, porque así me considero, estaba detenido, injuriado, preso y condenado sin un juicio: me decían que estaba concluido pero acá está el epílogo", expresó. Dijo que "se está dando un triunfo de nuestra fórmula en casi todas las provincias" y que "la cuenta definitiva dará entre 8 y 10 puntos de diferencia".

"Quiero agradecer al pueblo argentino más allá de las diferencias, de las injurias y de las calumnias de que fue víctima. Porque supo elegir para sacar a la Argentina de este verdadero desastre en la que la sumieron los presidentes que tuvo desde el 10 de diciembre de 1999, sobre todo el actual presidente interino", agregó.

Como sea, Menem y Kirchner llegaron al ballotage por caminos diferentes: el riojano hizo una elección pareja en casi todo el país, mientras que el santacruceño llegó apuntalado, sobre todo, por los votos que obtuvo en la provincia de Buenos Aires. Para esto resultó vital el apoyo que obtuvo Kirchner del presidente Eduardo Duhalde y del poderoso PJ de la provincia de Buenos Aires, que le aportó un importantísimo caudal de sufragios, sobre todo en el Gran Buenos Aires.

"Ahora la opción es el modelo del ajuste y la corrupción, o el modelo de la producción y el trabajo", dijo Kirchner desde Río Gallegos, donde esperó los resultados junto a su familia.

Tras la elección de ayer, en tanto, se abrirá un breve período de reacomodamiento de las alianzas estratégicas entre los principales actores políticos, que irán encolumnándose detrás de Kirchner o de Menem de cara al ballotage del 18 de mayo. No será el caso, sin embargo, de Elisa Carrió, quien ya advirtió -tras reconocer que no llegó al ballotage- que el ARI, la fuerza política que comanda, no hará "ninguna alianza" y mantendrá su independencia política en el futuro.

Por su parte, López Murphy hizo una muy buena elección, aunque tal vez sus seguidores se sientan algo decepcionados porque en las últimas semanas el candidato de centroderecha había manifestado un notable crecimiento en las encuestas.

Con algo más de ocho meses de vida, Recrear logró superar la performance de Elisa Carrió y la de Adolfo Rodríguez Saá, pero no concretó la elección que varios encuestadores pronosticaron en la última semana, que en algunos casos llegaron al extremo de posicionarlo al tope de la preferencia del electorado. Si bien el ex ministro de Defensa y de Economía de la Alianza no alcanzó los votos que sus seguidores esperaban, se impuso en uno de los principales distritos del país, ampliamente disputado por la mayoría de las fuerzas, como es la Capital Federal y realizó una muy buena elección en Córdoba.

Cerca de las 23 horas el candidato ofreció una conferencia de prensa, cuando ya los datos provisorios lo ubicaban en el tercer lugar y, tras reconocer el resultado, calificó la elección de su partido como "excepcional" y destacó que el Movimiento Federal Recrear "se convirtió en la gran alternativa al Justicialismo".

El inesperado protagonismo de López Murphy incidió en el resultado final: le quitó a Menem buena parte de los votos que durante la década del '90 apuntalaban su liderazgo, que se sustentaba en el apoyo simultáneo de la clase baja y del sector de la sociedad más acomodado. Por este mismo motivo, sin embargo, es que cerca de Menem ya se especula con la posibilidad de un acercamiento con López Murphy para la segunda vuelta.

Kirchner, por su parte, se recluyó en su despacho de la Gobernación de Santa Cruz, en Río Gallegos, junto a su esposa Cristina Fernández, sus dos hijos y sus colaboradores más cercanos. En Buenos Aires, mientras tanto, la primera dama, Hilda Chiche Duhalde, lució exultante en el búnker de campaña del oficialismo, el Hotel Intercontinental, donde festejó el ingreso de Kirchner al segundo turno electoral.

"Para la segunda vuelta se presentan ante la sociedad dos modelos de país y serán los argentinos los que tendrán que definir qué modelo quieren", dijo Chiche Duhalde.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password