Modificaron el impuesto a los combustibles

El Senado dio media sanción y giró nuevamente a Diputados el proyecto que modifica el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), y transforma el gravamen de una suma fija a un porcentaje.

La aprobación del proyecto fue impulsada por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, como parte de una estrategia del nuevo gobierno de Néstor Kirchner de apurar las leyes frenadas en el Parlamento.

El proyecto de ley impulsa que los combustibles líquidos y el gas natural sean gravados impositivamente en el futuro mediante tasas porcentuales diferenciadas sobre el precio de venta, en lugar de la suma fija que se aplica actualmente. La iniciativa apunta a corregir la asimetría producida en la recaudación del ITC, luego del estallido de la convertibilidad y el consecuente impacto sobre los precios de venta.

La modificación establece que la nafta con o sin plomo de hasta 92 RON sean gravadas con una tasa del 70 por ciento, en tanto las naftas de más de 92 RON, así como la virgen, la gasolina natural y el solvente, tributarían el 62 por ciento. Se indica además que el gas oil, el diesel oil y el kerosene serán gravados con un porcentaje del 19 por ciento sobre el precio de venta.

Sin embargo, el proyecto establece que ningún tipo de nafta podrá tributar menos de 0,5375 pesos por litro, en tanto gas oil, diesel oil y kerosene no pagarán un impuesto menor a 15 centavos por litro.

El proyecto faculta además al Poder Ejecutivo para establecer alícuotas diferenciadas para los combustibles que se consumen en zonas de frontera, con el objeto de corregir asimetrías originadas en las variaciones del tipo de cambio. La iniciativa tuvo un complicado trámite en los últimos meses en la cámara alta, en virtud de la complejidad que ofrece el sistema de recaudación y los necesarios controles para evitar la evasión impositiva.

El senador radical Raúl Baglini criticó durante el debate el proyecto porque, dijo, "diluirá la base imponible y empeorará el control de la evasión", ya que, a su juicio, facilitará maniobras que denominó "sopa de naftas" por un lado y alentará igualmente fraudes contra el fisco en las zonas de frontera.

En alusión tácita a la advertencia formulada por el presidente Néstor Kirchner a los evasores durante el discurso pronunciado al asumir ante la Asamblea Legislativa, Baglini dijo que "si se aprueba esta ley habrá que declarar de interés nacional la fabricación de tela para trajes a rayas".

Baglini advirtió que con la existencia de distintas alícuota para cada uno de los combustibles, "lo más posible es que tengamos un fenómeno similar al del monotributo, ya que todos están en la mínima categoría".

Pero el proyecto fue sostenido por los justicialistas que -sin discursos significativos en su defensa- impulsaron una rápida votación en general, para aceptar luego algunas modificaciones en el tratamiento en particular.

Esta ley fue comprometida, por la anterior administración ante el Fondo Monetario Internacional y forma parte de un paquete impositivo que envió Economía al parlamento a principios de mayo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password