Informe sobre la fuga de divisas

Casi 16 mil millones de dólares salieron del país a lo largo de 2001, antes del "corralito" financiero, en lo que constituyó la cifra más alta desde 1993, de acuerdo con un dictamen elaborado por una Comisión de la Cámara de Diputados.

Se trata de la Comisión Especial Investigadora de Fuga de Divisas, que elaboró un documento en el cual se precisa que también durante ese año -que finalizó con el corralito y la renuncia del ex presidente Fernando de la Rúa- las reservas del Banco Central alcanzaron los 12 mil millones de dólares.

El cuerpo, que lidera el diputado justicialista Eduardo Di Cola, relevó 90 entidades financieras, que representan el 93,4 por ciento del total de activos del sistema financiero.

El trabajo de los legisladores refleja las deficiencias de control por parte del Banco Central y el Ministerio de Economía y la "responsabilidad política evidente del ex ministro de Economía Domingo Cavallo". Así lo reveló el titular de la Comisión, el justicialista Eduardo Di Cola, quien adelantó que el informe se elevará "en una semana" a la Procuración General del Tesoro.

Los legisladores estiman que unas 200 empresas de primera línea habrían realizado transferencias al exterior, y que algunos bancos podrían tener responsabilidad en estas maniobras, al tiempo que tratan de establecer qué cantidad de esas divisas que salieron del país devienen de la evasión fiscal o no fueron declaradas por lo que no tributan impuestos.

Por su parte, la diputada del ARI, Graciela Ocaña, integrante de la Comisión, adelantó que está prevista una reunión mañana del cuerpo para que sus integrantes estudien el contenido del informe, y estimó que el martes de la próxima semana podría estar firmado y listo para ser enviado al Procurador General del Tesoro.

"El Procurador deberá investigar qué grado de responsabilidad tienen las autoridades del Banco Central y del Ministerio de Economía de ese momento", señaló Ocaña, quien fue más cauta que Di Cola al mencionar al ex ministro de Economía.

Al ser consultada sobre si el presunto delito de fuga de divisas podría alcanzar a Cavallo, Ocaña reconoció que "puede ser, pero no quiero aventurar nada hasta que la Procuración saque sus propias conclusiones".

El estudio de la comisión señala que la fuga de capitales durante 2001 alcanzaría la suma de 16 mil millones de dólares, lo que derivó en el colapso del sistema financiero, la instauración del "corralito" y la posterior caída del gobierno de Fernando de la Rúa. "En este informe avanzamos sobre la fuga de divisas en 2001 cruzando datos con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", agregó Di Cola, y remarcó que "esto demuestra las deficiencias que se registraron en el funcionamiento de los controles del Estado y el grado de corrupción que existía".

El legislador también destacó que algunos bancos podrían haber encubierto el giro de divisas de origen ilegal.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password