Camaño fue reelecto al frente de la Cámara baja

El diputado duhaldista Eduardo Camaño fue consagrado por tercera vez consecutiva presidente de la Cámara de Diputados, en el marco de una sesión preparatoria en la que juraron los 130 legisladores que tendrán mandato hasta diciembre de 2007.

La renovación parlamentaria establecerá un nuevo mapa político dado que el justicialismo volverá a ser mayoría en este ámbito legislativo -en el Senado siempre tuvo un amplio domino- luego de haber mantenido en el transcurso de 8 años una marcada paridad de fuerzas entre el justicialismo y el radicalismo.

En este nuevo contexto, los bonaerenses Eduardo Camaño y José Díaz Bancalari tendrá la misión de conducir la Cámara de Diputados y el bloque del oficialismo, que pasará a tener de 116 a 133 legisladores, es decir, 4 más del quórum reglamentario de 129 miembros.

La sesión preparatoria transcurrió en un clima monótono solo quebrado por los legisladores que se refirieron a la cruenta dictadura militar y rindieron homenaje a los desaparecidos y por la emoción manifestada por Camaño cuando fue elegido por la casi totalidad de la Cámara, con excepción del siempre opositor Luis Zamora que optó por abstenerse.

En su tercer período como presidente de la Cámara, Camaño será secundado como vice primero por el santacruceño Eduardo Arnold -uno de los máximos referentes del nuevo grupo kirchnerista que reúne unos 35 legisladores-, en reemplazo del puntano Oraldo Britos, que dejará una banca tras haber ocupado desde 1983 un lugar en el Congreso.

En tanto, el radical Fortunato Cambareri fue releecto como vice segundo, mientras que la elección del vicepresidente tercero se postergó por una semana porque aún hay dudas sobre cual será la fuerza mantendrá el tercer lugar tras el quiebre producido entre los diputados que aglutinan a la centroderecha.

Las divisiones están planteadas en el centroderecha que respaldó a Ricardo López Murphy y aquellos que estuvieron más cercana del menemismo que se unieron como los legisladores que responden a Luis Patti y al gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, quien tras su reelección busca posicionarse como el jefe de la oposición al gobierno nacional.

La disputa por la vicepresidencia tercera de la Cámara de Diputados provocó la ruptura del Interbloque Federal, que presidía el demoprogresista Alberto Natale, quien conformó otra bancada y logró sumar 11 legisladores, entre los que se encuentra el macrista Jorge Vanossi.

Luego de una reunión realizada la noche del martes, los partidos que conformaban el Interbloque Federal, encabezados por Natale e integrados por partidos de centro, decidieron romper con algunos de sus ex aliados y anunciaron la conformación de una bancada que se denominará Interbloque Federal Juan Bautista Alberdi y que estará constituido por al menos 11 legisladores. Entre ellos se encuentran los diputados Mauricio Bossa (UCeDé Córdoba); Hugo Martini (Recrear Capital); Federico Pinedo (Partido Demócrata de Capital); Jorge Vanossi (Compromiso para el Cambio); Esteban Jerez (Frente Cívico Tucumán); Gustavo Canteros (Proyecto Corrientes); Andrés Sotos y Carlos Sosa (Partido Renovador de Salta); Gabriel Llano (Partido Demócrata Mendoza) Guillermo Cantini (Unión por Argentina) y Natale.

Por otra parte, el resto de los partidos que integraban esa bancada, es decir Fuerza Republicana, el Partido Unión Federalista (Paufe) de Luis Patti y del Movimiento Popular Neuquino de Jorge Sobisch, podrían conformar un interbloque con al menos 10 legisladores que podría pelear también la vicepresidencia tercera.

En tanto, y si el ARI logra formar un interbloque de 13 diputados también estará en condiciones de reclamar la vicepresidencia tercera, así como el ibarrismo-kirchnerista que puede conformar una bancada que podría llegar a sumar 10 legisladores propios.

Sin embargo, la definición en torno a la vicepresidencia tercera se postergará hasta el 17 de diciembre cuando se realice la próxima sesión de la Cámara de Diputados, ya que el miércoles 10 se producirá la asunción de los nuevos diputados y no habrá debate parlamentario.

El reelecto Camaño realizó un balance de su gestión y destacó, entre sus principales logros, haber puesto las cuentas en orden, a la vez que aseguró que el cuerpo no tiene déficit y está al día con los pagos.

En su discurso de bienvenida a los nuevos diputados, Camaño precisó que la cámara de diputados "no tiene déficit", a la vez que destacó que el cuerpo "dispone de un saldo positivo de 5 millones doscientos mil pesos".

Asimismo, el titular de la Cámara de Diputados enumeró una serie de obras que está llevando adelante el cuerpo, entre las que destacó tareas de remodelación del edificio y la reparación de los vitrales del Palacio, que fueron destrozados durante las manifestaciones de diciembre de 2001. En ese sentido, Camaño destacó la construcción de un nuevo edificio, llamado 'Anexo C', en la calle Bartolomé Mitre, lindero al actual Edificio Anexo, que tendrá 4.600 metros cuadrados y albergará al Jardín Materno Infantil, cuya primera etapa ya se encuentra en marcha.

Por otra parte, Camaño anticipó que la Cámara baja deberá abocarse en los próximos meses a la modificación de su reglamento "para otorgarle mayor fluidez y flexibilidad en sus sesiones, así como también a la reestructuración del número de comisiones".

Finalmente, el presidente de la Cámara de Diputados saludó en su mensaje a los nuevos legisladores y a los que continúan en sus bancas, a la vez que agradeció "a los trabajadores legislativos así como a los representantes gremiales" que lo acompañaron en su gestión.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password