Cantarero desmintió a Pontaquarto

El ex senador justicialista por Salta Emilio Cantarero negó haber cobrado coimas para votar la ley de Reforma Laboral, pero rechazó contestar preguntas y optó por descalificar la persona del arrepentido Mario Pontaquarto, lo cual fue "muy mal visto" por los investigadores.

Durante la audiencia en la que estaba prevista su indagatoria, el ex legislador por Salta remitió a un escrito que presentó al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, con lo que eludió responder a las 200 preguntas que el magistrado y los fiscales tenían preparadas.

El principal acusado por Pontaquarto llegó a los Tribunales Federales de Retiro minutos antes de las 10 acompañado por su defensor, Andrés Marutian, y permaneció en el despacho del secretario letrado Marcelo Sonvico durante dos horas, lapso durante el cual se remitió íntegramente a su escrito. Al terminar la audiencia, Marutian dijo a la prensa apostada en la entrada de los Tribunales de Retiro que Cantarero había respondido "las acusaciones que falsamente hizo Pontaquarto" y sostuvo que "se acreditaron extremos que prueban la mendacidad" de los dichos del ex secretario parlamentario.

Ante una pregunta puntual sobre la explicación que dio Cantarero sobre la existencia de un llamado telefónico a su celular por parte del arrepentido la noche que se habría entregado el dinero para las coimas, el abogado dijo que no había sido "preguntado al respecto".

Lo que Marutian omitió decir es que Cantarero no fue preguntado sobre ese tema ni sobre ningún otro, porque no quiso responder las preguntas de los investigadores.

Fuentes que presenciaron la audiencia revelaron que al comenzar la indagatoria se le preguntó a Cantarero su vinculación con los hechos, a lo que respondió: "no voy a contestar preguntas ni del Tribunal de los fiscales presentes en la audiencia. Me remito a mi escrito".

La misma respuesta dio cuando se le exhibió el papel que aportó Pontaquarto y que le habría entregado el propio Cantarero con los nombres de ocho ex senadores y los montos que habría percibido cada uno para sancionar la Ley de Reforma Laboral en abril de 2000.

En tanto, los fiscales federales Eduardo Freiler y Federico Delgado acusaron de falso testimonio a Gladys Mota, ex secretaria del ex titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) delarruista Fernando de Santibañes. Freiler y Delgado también trabajan preparando las preguntas para De Santibañes, quien hoy deberá prestara declaración indagatoria ante el juez Canicoba Corral.

Fuentes judiciales relataron que Cantarero "descalificó totalmente" a Pontaquarto, "como si pretendiera pasarle factura", y se encargó de remarcar que era "jugador" y que muchas veces le había tenido que prestar dinero para pagar sus deudas. El escrito, de veinte carillas, también incluyó algunos "golpes bajos" sobre la vida privada del ex secretario legislativo, lo que cayó "muy mal" entre los investigadores.

En lo relacionado al pago de coimas, el abogado defensor de Cantarero, Andrés Marutian, afirmó que su asistido había "desbaratado la versión fabulesca", tal como calificó los dichos de Pontaquarto que indicaban a Cantarero como la persona a quien le entregó los 4.300.000 pesos para las coimas.

En tanto, los informantes señalaron que Cantarero admitió que conocía a Pontaquarto, aunque sostuvo que tenía una "relación funcional" con el ex secretario legislativo del Senado. El ex senador también reconoce que Pontaquarto "había ido en ocasiones anteriores" a su domicilio "en oportunidad de festejos o reuniones", pero que no concurrió el día que el ex funcionario dijo haberlo hecho para entregarle el dinero.

Sin embargo, el hecho de negarse a responder preguntas impedirá por el momento la realización de un careo porque no hay dichos para confrontar.

Tras intentar a comienzos de semana postergar la audiencia, De Santibañes concurrirá hoy a las 10 a los tribunales federales de Retiro, acompañado por su abogado, Hugo Juvenal Pinto, según dijeron allegados a su defensa.

Durante la audiencia, el ex banquero "va a mostrar todos los números porque esa es la mejor manera de demostrar que el supuesto pago de coimas a senadores no salió de la SIDE", dijeron este miércoles sus colaboradores. Al respecto, fuentes judiciales consideraron que la indagatoria se extenderá por varias horas, especialmente porque será la primera vez que De Santibañes declarará en el marco de la causa.

Cuando se inició el expediente en 2000, el ex jefe de la SIDE había sido citado por el entonces juez Carlos Liporaci, pero luego su colega Gabriel Cavallo (hoy camarista) dejó sin efecto la medida.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password