Cuatro procesamientos por las coimas

El ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes, Mario Pontaquarto y los ex senadores Emilio Cantarero y José Genoud fueron procesados hoy por haber participado del presunto pago de coimas para sancionar la ley de reforma laboral en abril de 2000.

Los procesamientos, dispuestos por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, contemplaron también la imposición de embargos sobre los bienes de estos cuatro implicados hasta cubrir la suma de 10 millones de pesos.

En un centenar de carillas, Canicoba Corral plasmó los fundamentos por los cuales consideró a De Santibañes “autor del delito de cohecho activo”, a Pontaquarto “partícipe necesario” de la maniobra y a Genoud y Cantarero “autores de cohecho pasivo”.

Canicoba Corral dedujo que Fernando de la Rúa sabía de la existencia de los sobornos, porque si está probado que el dinero salió de la SIDE, entonces cobra fuerza la versión que indica que el ex presidente encomendó “arreglar” ese asunto con Fernando de la Santibañes. Así lo manifestó el magistrado en un párrafo de la extensa resolución en la que dispuso el procesamiento de los ex senadores José Genoud y Emilio Cantarero por haber cobrado sobornos, de De Santibañes por haber habilitado el dinero, y del 'arrepentido' Mario Pontaquarto por facilitar la maniobra.

“Si se da por probado que el dinero utilizado para el pago de sobornos a determinados Senadores Nacionales provino de la SIDE, se comprueba la versión de los hechos de Pontaquarto respecto a lo que habría referido el Presidente de la Nación, al decir: “eso que lo arreglen con de Santibañes”, especuló Canicoba Corral.

Tras firmar la resolución, el juez estimó que “probablemente” habrá otros involucrados en la causa, entre quienes se encuentra el ex presidente Fernando de la Rúa, señalado por el arrepentido Pontaquarto como la persona que dio la orden de “arreglar” el tema de la coimas con De Santibañes.

“La investigación ha arrimado elementos de juicio suficientes para formar la convicción en el sentido que el día 18 de abril de 2000 Pontaquarto retiró de la SIDE la suma de cinco millones de pesos en efectivo”, sostuvo el juez en su resolución.

Canicoba Corral destacó como “elementos de prueba directos” a la “confesión lisa y llana de Pontaquarto” y los reconocimientos que hizo sobre la SIDE, el departamento de Cantarero y el Senado, lugares por los que habría transitado el dinero de la coima.

El juez hizo hincapié en los llamados telefónicos registrados en el celular de Pontaquarto a Cantarero, Genoud y a la secretaria de De Santibañes, Gladys Mota, así como los registros de la SIDE que acreditan una visita del arrepentido el 18 de abril de 2000, cuando habría retirado el dinero.

“La prueba directa y los indicios mencionados me llevan al grado de certeza requerido en este estadio procesal y la convicción suficiente, para tener sospecha fundada de que el hecho delictuoso existió, y que cada uno de los nombrados participó en su ejecución”, enfatizó Canicoba Corral.

El juez analizó puntualmente la situación de los cuatro procesados y mientras que en el caso de los ex senadores y De Santibañes se ocupó de desbaratar sus defensas y “excusas”, en el caso de Pontaquarto destacó su “verosimilitud”, partiendo de la base de que se “autoincrimina como coimputado”.

Para el juez, el relato del 'arrepentido' tiene “firmeza”, ya que “es verosímil, coherente y concordante con otros medios de prueba”, al tiempo que destacó la “fluidez, sin lagunas, que (Pontaquarto) le imprime a su exposición resulta coherente con el contexto probatorio existente en autos”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password