El martes Diputados aprobará la nueva ley laboral

Finalmente será el martes que viene el debate de la nueva ley laboral en Diputados. Pese a que el oficialismo deseaba que la norma se aprobara ayer mismo, el acuerdo al que pudo llegar con la bancada radical fue que el debate se concrete en una misión especial el 2 de marzo.

La decisión se adoptó en el marco de la reunión de la Comisión de Legislación del Trabajo, que preside el peronista Saúl Ubaldini, adonde concurrió el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para evacuar algunas dudas de los legisladores. Con su presencia en Diputados, Tomada buscó consensuar posiciones entre los legisladores para que se emita un dictamen favorable y la reforma sea debatida en el recinto.

La Comisión de Legislación del Trabajo decidió por la mañana citar a Tomada. Allí, los legisladores opositores reiteraron su pedido de postergar hasta la próxima semana el debate, contra los deseos del oficialismo de acelerar la aprobación de las nuevas reglas de juego para trabajadores y empleadores.

Sucede que un sector del PJ quiere evitar que el presidente Néstor Kirchner deba dar su discurso de apertura de las sesiones ordinarias, el 1º de marzo, sin la nueva ley laboral. El período de sesiones extraordinarias culmina el viernes y el Gobierno aún tiene tiempo: si la UCR se muestra dispuesta, el trámite se podría cumplir hoy.

Las negociaciones del justicialismo con el radicalismo y otros grupos opositores se aceleraron en la Cámara baja, tras el vertiginoso visto bueno que el proyecto recibió en el Senado. En las dos bancadas mayoritarias descontaban un acuerdo en comisión, pero las dudas crecieron con el paso de las horas y de mutuo acuerdo se decidió que Tomada intente disiparlas.

De cualquier manera, como para marcar el terreno de las conversaciones, en el Gobierno salieron a aclarar que interesa más que el Congreso no toque el contenido del proyecto que una aprobación veloz. Por eso, difícilmente el oficialismo haga sacrificios para asegurarse la sanción esta semana.

El Senado dio media sanción a la norma en tiempo récord. Deroga y reemplaza a la polémica reforma laboral que impulsó el gobierno de Fernando de la Rúa en 2000, por la sospecha de que se habrían pagado sobornos para sancionarla.

El proyecto fija un período de prueba de 3 meses que no puede extenderse, acortando a la mitad el que fija la anterior norma, que incluso permitía extenderlo a un año. Además, todos los convenios se prorrogan automáticamente hasta que se negocie uno nuevo, salvo en los casos en que se convoque a la mesa de diálogo especialmente.

Por otra parte, se mantienen los acuerdos entre gremios y empresas individuales pero siempre que no empeoren las condiciones laborales del trabajador en relación al convenio de rama. El acuerdo particular tendría validez sólo si es firmado por el sindicato de rama.

También incluye nuevas delimitaciones claras a las pymes. Son aquellas empresas pequeñas y medianas que tienen hasta 80 empleados. Y tendrán beneficios: un 30% de descuento en los aportes patronales para los trabajadores nuevos que contraten y uno del 50% si le dan empleo a un beneficiario del Plan Jefas y Jefes de Hogar.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password