Apuran la ley de Responsabilidad Fiscal

El secretario de Coordinación Técnica del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur, admitió que la sanción de la Ley de Responsabilidad Fiscal es "prioritaria" para el Gobierno, justo en el momento en que una misión del FMI se encuentra en Buenos Aires auditando las cuentas públicas del país.

El funcionario asistió a una reunión especial de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda y Coparticipación Federal del Senado, que comenzó a tratar la polémica ley que pone un cepo a los gastos provinciales y establece una serie de castigos para los Ejecutivos provinciales que no cumplan con la norma.

A horas de que el proyecto ingresara en la Cámara alta, el presidente de la Comisión de Presupuesto, el justicialista chaqueño Jorge Capitanich, convocó a una reunión para comenzar el análisis de esta propuesta con la presencia de funcionarios del Ministerio de Economía.

El presidente Néstor Kirchner envió la noche del martes el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal, que establece reglas generales de comportamiento fiscal para limitar el endeudamiento al 15 por ciento de los recursos netos corrientes, y restringir los aumentos del gasto según el incremento del PBI.

Capitanich informó que el oficialismo quiere emitir despacho el próximo martes a las 17, "y si es posible" tratarlo en la misma semana, aunque otros senadores no creen que se pueda sancionar en un plazo tan exiguo, y hablan de esperar hasta fin de mes. La aprobación de la iniciativa es clave para el gobierno nacional, ya que constituye uno de los puntos incluidos en el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que serán objeto de la tercera revisión de las metas.

El salteño Marcelo López Arias adelantó que consensuará su voto con el gobernador de su provincia, Juan Carlos Romero, aunque aclaró que "en su caso no habrá obstáculos" porque en su provincia hay una ley más rígida de responsabilidad fiscal. Las únicas críticas al proyecto surgieron de parte de los radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz, quienes plantearon que primero debería sancionarse una ley de Coparticipación, y señalaron que también se deberá contemplar penalidades para la Nación cuando no se ajuste a sus normas.

Incluso, el jujeño Morales se quejó de que el Gobierno "está pasando de una política de cooperación permanente con las provincias, hasta esta ley de imposición fiscal".

Morales y Sanz plantearon sus críticas en la reunión de la Comisión de Presupuesto, que contó con la asistencia de los secretarios de Coordinación, Leonardo Madcur, de Energía, Daniel Cameron, y de los subsecretarios Juan Carlos Pezoa y Carlos Fernández.

Sobre las objeciones radicales, Pezoa dijo que "si bien es necesaria tener aprobada una nueva ley de coparticipación, ello no implica no avanzar en la ley de responsabilidad fiscal, porque se trata de dos leyes complementarias".

Madcur realizó por su parte un informe detallado de los 36 artículos de la ley, y dijo que este proyecto "establece medidas macrofiscales homogéneas tanto a nivel nacional como provincial".

El Régimen Federal de Responsabilidad fiscal, que comenzará a regir a partir del 1 de enero del 2005, busca ordenar las finanzas provinciales imponiendo castigos a los gobernadores que no cumplan con las metas establecidas por la Nación.

El proyecto será optativa para las provincias (podrán no adherirse a la misma) y funciona como un norma complementaria a la nueva ley de Coparticipación Fiscal, demorada por la oposición de varias provincias, entre ellas Buenos Aires.

A todo esto, el presidente del bloque de senadores justicialistas, Miguel Angel Pichetto, admitió que la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal es un "instrumento imprescindible para dar una respuesta seria al FMI". Ante esto, el senador justicialista garantizó que la Cámara alta tratará con "celeridad" el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

Con respecto a los tiempos, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores, Jorge Capitanich, vaticinó que posiblemente en un par de semanas, o a lo sumo un mes, será debatido en el recinto el proyecto de Responsabilidad Fiscal, el cual establece premios y castigos para las provincias que cumplan o no con las pautas fiscales comprometidas.

Pichetto dijo que la normativa es "un instrumento imprescindible para dar una respuesta de seriedad ante el FMI, y el Senado actuará con celeridad, como lo ha hecho siempre".

Quien está totalmente en contra del proyecto de Responsabilidad Fiscal en Diputados es el presidente del bloque radical, Horacio Pernasetti, para quien "el proyecto, tal cual fue presentado por el Ejecutivo es inaceptable porque pretende ponerle más freno aún a las posibilidades de las provincias y en realidad debería estar más dirigido a la Nación. Que fue la que más imcumplió con los gastos", aseveró Pernasetti, en declaraciones a periodistas acreditados en el Parlamento.

En ese orden, el titular de la bancada radical adelantó que hoy, diputados y senadores de la UCR se pronunciarán en conjunto con respecto a este tema, con el fin de dejar claro la posición del partido.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password