Aprueban envío de tropas a Haití

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que autoriza al gobierno nacional a enviar tropas a Haití bajo el mandato de la ONU, luego de un extenso debate parlamentario. El justicialismo logró la aprobación por 138 votos afirmativos contra 75 en contra.

Los votos positivos correspondieron a la bancada del PJ, el Interbloque Federal, los macristas y transversales como Miguel Bonasso y Nilda Garré.

En contra se pronunciaron el radicalismo, el ARI, los socialistas y la bancada adolfista, así como la mayoría de los transversales.

El proyecto, que tiene media sanción del Senado, fue finalmente sancionado -después de un extenso debate-, ya que el oficialismo no necesitó una mayoría especial, sino que pudo aprobar la iniciativa con los votos de su propia bancada y el respaldo de algunos partidos provinciales.

La autorización de la salida del país del contingente de 614 militares se realiza en el marco de la nueva norma que rige desde diciembre pasado, que le devolvió al Congreso nacional la potestad constitucional de aprobar el ingreso y egreso de tropas de la Argentina.

El operativo "Minutah", que comenzó el pasado 1 de junio, se realiza en el país centroamericano tras la aprobación de la resolución 1.542 de la ONU, que habilitó la integración de una fuerza multilateral que encabeza Brasil. La participación de Argentina se realiza en conjunto con los países del Mercosur ampliado que por primera vez realizan una fuerza de paz en forma coordinada.

La autorización del envío de tropas de Argentina es por seis meses, pero se podrá prorrogar por dos años bajo una autorización presidencial que se realizaría por decreto.

Entre los fundamentos principales que expuso el diputado Jorge Arguello, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, se destacaron las razones de "urgencia" que exige la aprobación de la norma por la "caótica" situación que se vive en Haití. "Esta ley está encuadrada perfectamente en la Constitución. Por eso es un logro que sea la primera que aprueba el Congreso tras tener un marco regulatorio, y ya no salen más por decreto presidencial, ni se aprueban meses después de concluir los operativos", destacó Arguello.

A la vez, Arguello usó palabras del presidente Néstor Kirchner para defender la postura oficial: "Argentina debe concurrir a la convocatoria de las Naciones Unidas".

En esa línea, recordó la tradición que tiene Argentina en misiones de paz desde 1958, cuando, por primera vez, envió cuatro observadores militares al Líbano, y desde ese momento salieron del país más de 22 mil efectivos en operativos similares.

"Haití expresa el mayor drama de América, es el más pobre del mundo, con enormes enfermedades endémicas. Tenemos una obligación de responder al pedido de ayuda", resaltó Arguello.

Por su parte, el radical Federico Storani se opuso terminantemente al envío de tropas, al considerar que "nada tiene que ver con misiones pasadas", ya que en este caso se estaría "avalando un golpe de estado de Estados Unidos y Francia".

"El pedido de envío de barcos a la zona es simplemente para que sirvan como lanchas costeras de Estados Unidos que quieren impedir que los haitianos desembarquen en Miami. Aquí no se va a preservar la paz, se va a convalidar un golpe de Estado", enfatizó Storani.

A la vez, recordó la participación de Argentina en hechos "pocos claros" como fue, según enunció, el envío de dos fragatas misilísticas en el bloqueo a Irak en 1991, lo que "generó los dos peores atentados terroristas que vivió la Argentina: la Embajada de Israel y la AMIA". En esa línea de oposición también se expresaron el ARI, el Partido Socialista y los transversales, Margarita Jarque (Encuentro) y Juliana Marino, quienes coincidieron que la medida convalida "políticas de Estados Unidos".

Desde el Interbloque Federal, el diputado ucedeísta cordobés Mauricio Bossa manifestó su respaldo al proyecto, al sostener que Argentina "debe concurrir a Haití porque un país debe ser coherente y mantener sus ideas hacia adentro y hacia afuera. Si defendemos los derechos humanos de nuestro país, debemos hacer lo mismo con nuestros hermanos latinoamericanos".

En tanto, el titular del bloque del socialismo, Jorge Rivas, rechazó el proyecto y consideró "indispensable" resolver cuáles han sido las causas que desembocaron en el golpe de Estado ocurrido en Haití, a la vez que acusó de "complicidad al Departamento de Estado y el Pentágono" por esa situación.

Por su parte, el diputado Adolfo Rodríguez Saá (Provincias Unidas), quien la semana pasada hizo fracasar la habilitación del tema sobre tablas, votó en negativa al considerar que los militares argentinos van a "combatir a Haití, con riegos altos de muerte".

En cambio, expresaron su apoyo a la iniciativa oficial el Interbloque Federal, quien planteó que "la sociedad organizada tiene la obligación de intervenir en Haití para defender los derechos humanos básicos que en ese lugar están amenazados".

Desde el bloque "Encuentro", una de las bancadas consideradas transversales de la cámara baja, Juliana Marino, dijo que votará "negativamente" y reclamó "soluciones de fondo para Haití. Preferiríamos que Argentina liderara una posición distinta en Latinoamérica que planteara a la ONU objetivos diferentes".

Los militares argentinos deberían haber partido antes del 1 de junio hacia Haití para integrar una fuerza latinoamericana que, bajo el paraguas de la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU), buscará garantizar la paz en la región.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password