Solá visitó la Cámara baja

El gobernador Felipe Solá y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, avanzaron en la búsqueda de un "acuerdo integral" entre la Nación y Buenos Aires que podría incluir financiamiento nacional para planes destinados al conurbano y la posibilidad de revisar cada tres años la coparticipación federal de impuestos. Tras la reunión, Solá fue al Congreso, donde le transmitió a Eduardo Camaño el resultado de las negociaciones.

Como contrapartida, el Gobierno nacional se habría asegurado el compromiso de Solá de apoyar el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal que el Gobierno envió recientemente al Congreso, una norma requerida especialmente por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por eso, tras la reunión con el jefe de Gabinete, Solá se dirigió al Congreso, donde le transmitió personalmente al titular de la Cámara de Diputados, el duhaldista Eduardo Camaño, el resultado de las negociaciones y el pedido concreto del Gobierno para que se apruebe la Ley de Responsabilidad Fiscal.

El gesto de Solá hacia el Gobierno nacional no fue menor, puesto que precisamente desde el duhaldismo -del cual Camaño es uno de los principales referentes- se habían alentado reparos al proyecto de responsabilidad fiscal, que busca establecer controles a los gastos de las provincias.

"Hemos empezado a tejer las bases de un acuerdo integral que se refiere al próximo trieño (2005, 2006 y 2007), que son los años en los que regiría la coparticipación", dijo Solá tras la reunión con Camaño en el Congreso, al comentar los resultados del encuentro que mantuvo con el jefe de Gabinete.

Al explicar su reunión con el titular de la Cámara baja, Solá señaló que fue "para que los diputados bonaerenses fueran los primeros en ser informados de las dos reuniones que mantuve con el gobierno nacional".

"Hemos empezado a tejer las bases de un acuerdo integral que se refiere al próximo trienio, es decir 2005, 2006 y 2007, para los cuáles requería una ley de Coparticipación sólida", agregó.

Solá consideró que "la ley de Coparticipación va a seguir en debate" y que el Jefe de Gabinete "tomó nota y le pareció razonable que haya debate por dos cuestiones".

El primero de esos puntos plantea la posibilidad de realizar una revisión a los tres años de su implementación y el segundo algunas modificaciones de orden técnico en la forma de administrar el fondo de equidad social. "La posibilidad de que contenga una revisión a los tres años es importante, porque quiénes nos sucedan van a tener la posibilidad de rediscutir la ley", justificó Solá.

"El nuevo marco tendría que habilitar la posibilidad de ser revisado a los tres años -en total el acuerdo es por 10 años- para que se puedan corregir aspectos una vez que se vea como funciona en la práctica", explicó.

En relación al segundo aspecto, el gobernador bonaerense consideró también que "Fernández ha tenido una actitud muy amplia de reconocimiento en relación a las necesidades de la provincia, sobre justicia, la seguridad, la salud, la educación y la acción social, que tiene la provincia en el marco de la pobreza urbana".

"Planteé que esas necesidades adicionales no contempladas puedan ser acercadas por la Jefatura de Gabinete en forma de programas concretos para los próximos tres años en un reconocimiento que la provincia necesita, una ayuda de financiamiento", añadió.

Respecto al proyecto de Responsabilidad Fiscal, consideró que esa iniciativa "reproduce la conducta fiscal que hemos tenido los gobiernos, en especial los que tuvimos programas de financiamiento ordenado. La ley no va más allá de lo que ya habíamos acordado".

"Va a tardar un tiempo porque va a haber discusiones en torno a ella y, por lo pronto, quiero resolver los problemas de la provincia de Buenos Aires", comentó Solá respecto a la posibilidad de que la ley sea aprobado en los primeros días de julio.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password