Argibay pasó la audiencia pública

La jurista Carmen Argibay pasó sin sobresaltos en el Senado la audiencia pública para defender su postulación a la Corte Suprema de Justicia, y quedó a un paso de convertirse en jueza del máximo Tribunal, ya que su pliego será analizado en el recinto el próximo 7 de julio.

La magistrada, propuesta por el Gobierno para ocupar la vacante que dejó Guillermo López, respondió durante más de dos horas unas 100 preguntas, entre las que le formularon los legisladores y las que acompañaron las 29 impugnaciones que habían sido presentadas en su contra.

Argibay se convertirá en la tercer nueva integrante de la Corte en los últimos siete meses con lo cual terminará el primer tramo de la renovación propuesta por el presidente Néstor Kirchner cuando impulsó un recambio de los jueces que integraron la denominada "mayoría automática".

El presidente de la Comisión de Acuerdos, Jorge Yoma -quien en varios tramos de la reunión debió llamar al orden por los gritos contra Argibay de varios grupos católicos- se mostró optimista de "poder reunir en las próximas horas las firmas del despacho" en favor del pliego de Argibay y estimó que ese dictamen se debatirá en la sesión del 7 de julio. De hecho, la mayoría de los justicialistas, los radicales, y los transversales respaldarán la propuesta del Poder Ejecutivo, mientras que los provinciales adelantaron que rechazarán este pliego como lo hicieron cuando se analizó la postulación de Eugenio Zaffaroni.

Durante más de dos horas, Argibay respondió un duro cuestionamiento en una audiencia pública que fue conducida por el peronista Yoma y que estuvo colmado por militantes de organizaciones católicas que plantearon fuertes objeciones a la postura de la ex camarista.

A lo largo de su exposición, la jurista de 65 años aclaró que no es abortista ni manda "a abortar", pero señaló que "es partidaria de una contención" para no tener que llegar a esa medida extrema. Aclaró que su misión será cumplir la Constitución Nacional y las leyes en vigencia y destacó que no tiene "problemas para interpretar" la Carta Magna.

"Yo cumplo con la Constitución Nacional y con las leyes, lo cual no me impide tener opiniones personales y todos los que dicen que atacó la vida del no nacido están equivocados", respondió Argibay, ante las insistentes preguntas sobre su opinión sobre si estaba de acuerdo con la despenalización del aborto.

Durante la reunión las preguntas más incisivas sobre este controvertido tema fueron formuladas por la puntana Liliana Negre de Alonso y la sanjuanina Nancy Avelín, quienes objetaron a Argibay por afirmar que era un tema médico cuando hay concepción.

"Es un problema médico y no podemos saber desde cuando hay vida, pero creo que la mujer tiene el derecho de disponer de su cuerpo", apuntó Argibay. Pero la afirmación de que era un problema médico generó una fuerte réplica de la puntana Negre de Alonso, quien cuestionó que "dice que no sabe cuando hay vida, y así ¿cómo va respetar la Constitución, donde está contemplada la Convención de los Derechos del Niño?".

El pliego de Argibay fue presentado por el Poder Ejecutivo para cubrir el lugar que dejó vacante en el alto tribunal el ahora fallecido Guillermo López, quien el año pasado, para evitar un juicio político en su contra, presentó su renuncia a partir del 1 de diciembre.

De todos modos, la postura de la ex integrante de la Corte Internacional de la Haya sobre el aborto no se convirtió en el único punto -aunque sí en el más importante- que estuvieron presentes en casi todas las 30 impugnaciones, sino su afirmación pública que no creía en Dios y que era una "atea militante".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password