Aprueba el Senado creación de ENARSA

El Senado aprobó el proyecto por el cual se crea la empresa Energía Argentina Sociedad Anónima (ENARSA), la compañía con mayoría estatal que diseñó el gobierno de Néstor Kirchner para competir en el mercado de bienes energéticos, dominado actualmente por operadores privados.

La iniciativa es apoyada por el mayoritario bloque justicialista, el mismo que aprobó la privatización de YPF el 24 de septiembre de 1992, y cuestionada por el bloque de la UCR y el Interbloque Federal, que agrupa a los partidos provinciales.

El análisis del proyecto se inició a las 20.30 con la exposición del presidente de la comisión de Energía y Combustibles, el justicialista santacruceño Nicolás Fernández, quien señaló que Enarsa "llega para romper con la cadena neoliberal de los noventa, y no para volver al monopolio estatal". "Es un justo medio entre la situación anterior y la actual; con un estado gendarme que no deje hacer de más y que controle para intervenir en beneficio de la República y de los ciudadanos", expresó.

Por su parte, el radical jujeño Gerardo Morales dijo que "así como la UCR se opuso a la privatización de YPF, hoy creemos que se tiene que crear una empresa que participe del mercado de los combustibles".

Aunque inmediatamente advirtió que "bajo ningún concepto el estado federal o las provincias pueden ceder o transferir la propiedad de sus reservas" y que "el control de funcionamiento de Enarsa, tanto interno como externo, debe ser claro y estar previsto en la legislación que la crea".

Según consta en el proyecto, Enarsa tendrá por objeto llevar a cabo, por sí o por terceros, la exploración y explotación de yacimientos líquidos o gaseosos, el transporte, el almacenaje, la distribución y comercialización de estos productos. El texto destaca que Enarsa "tendrá la titularidad de los permisos de exploración y de las concesiones de explotación sobre la totalidad de las áreas marítimas nacionales que no se encuentren sujetas a permisos o concesiones vigentes".

La compañía tendrá intereses en petróleo, gas natural, energía eléctrica, carbón, energía nuclear y las energías no convencionales como el hidrógeno.

ENARSA tendrá, además, la titularidad de los permisos de exploración y explotación sobre la totalidad de las áreas marítimas nacionales que no se encuentren concesionadas, lo que le dará una clara ventaja con respecto a sus competidoras. También la compañía estará habilitada para intervenir en el mercado a efectos de evitar abusos, lo que le permitirá, en última instancia, intervenir el mercado ante la conformación de oligopolios.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password