Destituirían a Vázquez antes de fin de año

El respaldo mayoritario del bloque justicialista y de la bancada radical en el Senado al juicio político contra el ministro de la Corte Suprema Adolfo Vázquez, acusado de presunto mal desempeño, permite anticipar un trámite sin demasiadas complicaciones en ese cuerpo, que dispondría su destitución en la última semana de noviembre.

De cumplirse este plazo, Vázquez podría convertirse a fin de año en el segundo ministro del alto tribunal destituido en el último medio siglo, tras el desplazamiento del cargo de Eduardo Moliné O'Connor dispuesto en diciembre pasado por el Senado, que juzgó que el ministro había incurrido en mal desempeño de sus funciones, a la luz de la acusación de la Cámara de Diputados.

Además, de prosperar su destitución, Vázquez se convertiría en el cuarto miembro de la Corte en dejar su cargo tras la asunción del presidente Néstor Kirchner, en el marco de una ofensiva contra la denominada "mayoría automática" que respaldó los fallos más controvertidos del gobierno de Carlos Menem.

En el último año, renunciaron a sus cargos en la Corte Suprema de Justicia Julio Nazareno y Guillermo López ante la inminencia de juicios políticos adversos en su contra; y se concretó además la destitución de Moliné O'Connor en una votación realizada el 3 de diciembre pasado en la Cámara alta.

Estos alejamientos fueron los que derivaron en el ingreso al alto tribunal de Eugenio Zaffaroni y de Elena Highton de Nolasco, y la designación de Carmen Argibay, quien se incorporará formalmente al cuerpo en diciembre próximo. Tras la acusación de Vázquez votada el miércoles por Diputados, autoridades del Senado estimaron que ese cuerpo se constituirá en tribunal para dar inicio al juicio político propiamente dicho en diez días, que la posibilidad de suspenderlo se votaría en la segunda quincena de septiembre y que el proceso culminaría hacia fines de noviembre o principios de diciembre.

El primer paso por el que debe atraviesa ahora el proceso es que la Cámara alta se constituya en tribunal y que reciba el informe de la comisión acusadora conformada por Diputados, integrada por Ricardo Falú, Nilda Garré y Hernán Damiani.

Luego,el Senado deberá esperar que Vázquez presente pruebas en su defensa y, recién después, decidir si lo suspende en el cargo mientras se desarrolla el juicio político, tal como lo solicitó Diputados y como sucedió en el caso del proceso contra Eduardo Moliné O'Connor.

De cara al enjuiciamiento político de Vázquez, representantes de las principales bancadas del Senado indicaron "el bloque peronista está más compacto" y "el radicalismo va a acompañarlo", lo que permitiría un resultado más amplio y la posibilidad de que se concrete, además de su desplazamiento del cargo, la inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Sin embargo, los senadores no descartaron la posibilidad de que durante el desarrollo del juicio político se produzcan algunas situaciones similares a las experimentadas durante la acusación a Moliné O'Connor, en la que el ministro protagonizó una fuerte embestida contra el proceso en su contra signada por la presentación de diversas recusaciones y planteos de nulidad.

La postura con que Vázquez enfrentará el juicio político se pudo avizorar en las declaraciones que realizó esta semana, tras la acusación votada por Diputados, en las que afirmó se víctima de una "persecución ideológica de hombres de la izquierda setentista" y sostuvo que sólo saldría de la Corte "muerto o echado, pero nunca a través de una renuncia".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password