El Gobierno defiende los superpoderes

El secretario de Hacienda, Carlos Mosse, defendió la delegación de facultades planteadas en el proyecto de Presupuesto de 2005 y confrontó con los diputados de la oposición que acusaron al Gobierno de "violar leyes" y no priorizar el gasto social.

"Las facultades fueron utilizadas con muchísima prudencia", afirmó Mosse y ejemplificó que por "las facultades especiales aprobadas en el Presupuesto de 2004, el Gobierno generó sólo 23 decisiones administrativas, que involucraron 150 millones de pesos" sobre un total de 60 mil millones.

El funcionario hizo una cerrada defensa del proyecto oficial ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, a la que asistió junto a los subsecretarios de Presupuesto, Raúl Rigo; de Ingresos Públicos, Mario Presa; y de Relaciones con las Provincias, Carlos Fernández. Mosse explicó que de esos 150 millones de pesos, "30 millones fueron para la misión en Haití y 60 millones para obras de vialidad, que utilizó el Ministerio de Planificación".

"Pido que esta discusión no se globalice y se meta todo en la misma bolsa. Lo que nos tenemos que preguntar es cuál es el uso y costumbre de las facultades", agregó Mosse. Entre los críticos del proyecto oficial se pronunció el titular de la bancada radical, Horacio Pernasetti, quien aseguró que con la delegación de facultades especiales "se violan las leyes de Administración Financiera y de Responsabilidad Fiscal, que fue aprobada hace pocos meses".

"Nosotros dijimos que se iban a violar estas leyes. Este es un presupuesto virtual que contiene delegación de facultades para hacer lo que se quiere", indicó Pernasetti y preguntó con ironía: "¿Por qué no hacemos lo que dice el Presidente, cuando postula que hay que hacer las cosas para un país normal?". Pero Mosse insistió en su defensa y afirmó: "He leído que con los superpoderes se puede hacer de todo, pero lo que en realidad permiten es hacer compensaciones dentro del presupuesto".

Mosse aseguró que "la historia reciente ha demostrado que el gobierno utilizó con muchísima prudencia las facultades legislativas, ya que tomó 23 actos administrativos que involucraron 150 millones en un presupuesto de origen de 60 mil millones de pesos".

El funcionario señaló que estas atribuciones permitieron al gobierno poder disponer de 30 millones para cubrir los gastos de la operación militar a Haití y otros 60 millones para diferentes obras de infraestructura.

Mosse, además, subrayó que estas atribuciones que hoy está pidiendo el gobierno que se mantengan en el presupuesto de este año también están contempladas en las leyes de presupuestos de la mayoría de las provincias.

Las afirmaciones de Mosse sucedieron como respuesta a las críticas expresadas por el presidente del bloque radical, Horacio Pernasetti, quien aseguró que "las facultades delegadas incluidas en el presupuesto no sólo vulneran la ley de Administración Financiera, sino la ley de Responsabilidad Fiscal". De hecho, Pernasetti reafirmó la posición sustentada por el Comité Nacional, que expresó su "rechazo categórico" en el Congreso nacional al presupuesto 2005 si la iniciativa contempla la delegación de facultades extraordinarias al jefe de Gabinete.

"Todos los miembros de la mesa de conducción del radicalismo, junto a diputados y senadores del partido adelantamos nuestro rechazo categórico, total y absoluto a otorgar al jefe de Gabinete facultades extraordinarias para decidir modificaciones en el presupuesto previsto por el Ejecutivo para el 2005", anunció el titular del Comité Nacional, Angel Rozas.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password