Año crucial para el futuro del radicalismo

El radicalismo se prepara para afrontar en este año electoral definiciones cruciales para su futuro como partido, que van desde el sistema de alianzas que tejerá y posibles divisiones que esto genere hasta su posicionamiento ideológico.

La discusión entre la llamada "derecha", que según algunos radicales encarna el titular del partido, Angel Rozas, y la "izquierda" representada por los sectores alfonsinistas buscará saldarse de aquí hasta las elecciones de octubre.

En ese marco, el radicalismo bonaerense, liderado por la diputada Margarita Stolbizer, apunta a establecer una alianza electoral con un amplio sector progresista que, además de los socialistas, incluya a los grupos que integran el espacio de centroizquierda lanzado en Rosario hace un mes.

Fuentes del radicalismo provincial adelantaron que "con el socialismo, seguro habrá alianza, pero está en discusión si se podrán establecer acuerdos con los grupos que conforman el espacio de centroizquierda lanzado en Rosario", integrado por el Partido Comunista, los socialistas y sectores de la CTA, entre otros. Stolbizer participó de las reuniones de ese espacio a título personal y el próximo sábado estará en Mar del Plata para mantener un nuevo diálogo con el sector.

Los acuerdos del oficialismo radical en la provincia con los sectores de centroizquierda ahondarían aún más la división con la llamada "derecha" de la UCR bonaerense, representada por los intendentes que integran el "Grupo Olavarría", que aspiran a una alianza con Ricardo López Murphy.

Los intendentes y legisladores "rebeldes" difundieron un comunicado en el que niegan que busquen formar otro partido a raíz del enfrentamiento que mantienen con la conducción de la UCR bonaerense.

"Más allá de especulaciones periodísticas, insufladas por algún interés en particular, lo cierto es que el Grupo Olavarría como algunos han dado en llamar al Frente de Apertura y Renovación del radicalismo provincial, jamás consideró la conformación de un nuevo partido político", dijo el diputado nacional Roberto Costa.

Costa, convertido en vocero del "Grupo Olavarría" sostuvo que "todas las decisiones en materia de estrategia electoral serán tomadas recién en marzo".

En un congreso realizado en Mar del Plata, Stolbizer había sostenido que los 'rebeldes' terminarían "seguramente rompiendo con el partido".

No obstante, el "Grupo Olavarría" presenta una panorama conflictivo, ya que el supuesto acercamiento de López Murphy al ex presidente Carlos Menem encendió una luz de alarma en los "rebeldes" radicales, quienes le advirtieron al titular de Recrear que será imposible una alianza si acuerda con el riojano.

Los "rebeldes", además, le cuestionan a la conducción de Stolbizer y a las líneas lideradas por Leopoldo Moreau y Federico Storani haber cerrado presuntamente filas con el duhaldismo en la provincia cuando la Legislatura votó recortarle las facultades al gobernador Felipe Solá sobre el presupuesto 2005.

Por otra parte, Stolbizer, en plena campaña electoral por su candidatura a senadora, lanzó una advertencia cuanto menos insólita: si el peronismo concurre dividido a las elecciones en la provincia la UCR debería "abstenerse" de participar contra el intento del PJ de abarcar todo el espectro electoral.

En tanto, el ex diputado Ricardo Alfonsín, quien lanzó su precandidatura a legislador nacional, exige internas para definir esa postulación a Moreau y Storani, quienes le plantearon candidaturas por consenso.

La propuesta de Moreau y Storani consistiría en que Ricardo Alfonsín encabece la lista de diputados, mientras que ellos colocarían a sus propios candidatos en los puestos restantes.

En la Capital, en tanto, la conducción de la UCR sorteó la amenaza de intervención por parte del Comité Nacional, pero aún no logró revertir la dispersión partidaria.

La apuesta de la "izquierda" alfonsinista consistía en establecer una alianza de centroizquierda con el socialismo y el espacio de centroizquierda que lanzó el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra.

En ese sentido, los radicales porteños enrolados con Silvana Giúdice y el Comité Capital jugaron fuerte apoyando el acto de Ibarra realizado en el teatro Coliseo, lo que motivó la amenaza de intervención por parte de Rozas y todo quedó "congelado" hasta marzo.

Para lo inmediato, el partido tendrá puesta la mirada en Santiago del Estero, provincia que buscará sumar a los distritos que gobierna, apostando a la candidatura de Gerardo Zamora, actual intendente de la capital provincial, en las elecciones del 27 de febrero.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password